17 abr. 2014

Red velvet dress ¡por fín!: RUMS España #16

Ya os conté en otra entrada anterior, como me cautivaron los patrones de Cake Pattern en cuanto los ví. Su diseñadora deja de lado la metodología de tallaje ordinario, y adopta otra según las medidas de distintas partes del cuerpo.

Me gustó mucho el Tiramisú, aunque su falda tan ancha no era para mí. Pero cuando salió el Red Velvet decidí que sería mío.



Quienes se acerquen por primera vez a este sistema, deberán tomarse con un poco de calma la ejecución del patrón, y mirar muy bien las instrucciones antes de empezar. También recomiendo seguir el Sew Along organizado que ayuda bastante. Y ya que estamos, creo que vale la pena leer algunos de los comentarios que hacen las participantes, sobre todo esta experta costurera del Blog Stitches and Seams (fundamentalmente si estamos en una talla tirando a grande: 40 ó más según el tallaje del patrón). Coincido con esta participante en que el patrón necesita depurarse un poco todavía: por ejemplo, sería muy útil que se indicara un porcentaje de stretch como referencia, para poder aplicar un coeficiente reductor según el tejido empleado.

En mi caso, tuve que modificar algunos aspectos –que la propia diseñadora ya recoge-, a saber: rebajar la línea de hombro en 2 cm., ya que aparece una forma muy pronunciada, y aumentar el largo de busto en 7 cm.

Muselina para verificar medidas

Conseguí dar buen ajuste al cuerpo, pero como decidí desistir del pliegue en tijera de la falda, empecé a ensayar: con un frunce mas ligero, con un pliegue lateral menos profundo, con un pliegue central sencillo...


Muselina con pliegue lateral

Ninguno de ellos me convenció, así que finalmente, acabó en una falda tipo lápiz con dos pinzas, que creo que es la que mejor me sienta. Parece simple, pero mira que me cuesta realizarme a mí misma un buen ajuste, caramba¡¡¡. Y aunque un poco desnaturalizada, ahí tenéis mi "trabajada" versión del Red Velvet. (Diréis que tampoco es para tanto..., y seguro que lleváis razón).



No sé si con el estampado se podrán apreciar bien las líneas del vestido. Pero ahí dejo constancia de que, finalmente, el “Red velvet”  no pudo conmigo.























Comodísimo: te permite bastante libertad de movimiento











Tenía mis dudas sobre si este tipo de falda en punto se deformaría demasiado al sentarse. Pero ahí estamos el vestido y servidora, después de una jornada entera de despacho, y como si tal cosa...



¿Qué os parece?


¡Ahh, y aunque estéis de vacaciones, no olvidéis echar una ojeada a lo que nos ofrece RUMS España esta semana!






14 abr. 2014

Tutorial: Perdiendo el miedo a los tejidos elásticos. Remate de escote (II)


2. Con tira cortada al hilo:



Escote rematado con una tira cortada al hilo


Este sistema me encanta, es sencillo y proporciona un acabado con aspecto bastante profesional.

Según decíamos en el tutorial anterior si no se dispone de prensatelas de arrastre superior, en el caso de que el tejido no resulte demasiado estable, se puede utilizar una tira de papel de manila sobre la tela al hacer los pespuntes (sobre todo los vistos).



 1. Hacer un pespunte de refuerzo  a 1 cm. del borde, todo alrededor del cuello del suéter para evitar que en el proceso de costura de la prenda, acabe cediendo.


2. Dejar sin coser la mitad de uno de los hombros para que al poner la tira quede una única costura (tira y hombro)
       

3. Se corta una tira al hilo.Teniendo en cuenta que la tira irá doblada por la mitad a lo largo, finalmente quedarán unos 2,5 cm. de tira vista y 1,5 cm. en la costura). En cualquier caso, al gusto. La medida del largo de la tira siempre dependerá de la medida del escote y del stretch del tejido. (Para que sirva de referencia el contorno total de mi escote es de 72 cm. y estoy utilizando tejido que ha estirado 2 cm. sobre 10, o sea muy muy poco.) 
  

4. Se dobla la tira a lo largo, y se marca con la plancha.


 5. Si la tela no tiene demasiado stretch, como es mi caso,  puede interesar irle dando la forma con la plancha.


6. Se sobrehila la parte inferior cogiendo las dos telas. De esta manera queda más estable y es más fácil de colocar


7. Se coloca alrededor del cuello, encarando los derechos de la tela, y empezando por el hombro que hemos dejado abierto. Iremos estirando ligeramente la tira para que quede bien encajada en el escote.
 (Importante no estirar el cuello del suéter, sólo la tira)

           
8. Antes de coser, vale la pena hilvanar y probar para ver si el efecto es el deseado, (hay que tener en cuenta que la tira cederá un poco más con el planchado final).













9. Una vez verificado, se cose y se vuelve la costura hacia el revés de la prenda.
Podemos utilizar tela con más stretch, por ejemplo ésta de cuadros rojos, que ha cedido de 10 a 15 cm., o sea alrededor de un 50%


En tal caso no hay que dar forma a la tira con la plancha, y además debe de ser más corta. Se prende en el cuello, y se cose prácticamente en recto, estirando y acomodando cuidadosamente la tira al cuello. 
El resto se trabaja de la misma manera

10. A continuación se termina de unir el trozo de hombro que nos quebada sin coser y la tira.  


Hombro y tira en una misma costura

11. Si el tejido tiene poca elasticidad, como en este caso, quizá sea necesario dar unos piquetes en la tela del cuello del suéter, que queda debajo de la tira (para evitar que tire). 


12. Tanto por el revés como por el derecho, se plancha para fijar bien la costura


13. Finalmente, se pasa un pespunte por el derecho a 0,50 ó 1  cm. de la costura (según el gusto), cogiendo tanto la tela del suéter como la costura de la tira. Con ello queda perfectamente fijada la tira, aparte de resultar decorativo.


Es importante que el pespunte sea muy regular, si no se tiene mucha destreza en los pespuntes vistos, vale la pena trazar una línea e ir cosiendo sobre ella.


Y estas son dos vistas del resultado



Y ésta dos vistas del resultado con el otro tipo de tejido.




               



10 abr. 2014

Mi manta de crochet. ¡Gracias Gael! (RUMS España#15)

Una vez encontré en el suplemento semanal de un periódico esta foto.

Gael García Bernal

Por si no se aprecia bien, se trata del actor mexicano de Amores Perros (2000), El crimen del Padre Amaro (2002), Diarios en Motocicleta (2004), La mala educación (2004), o Babel (2006), entre otras de las más conocidas. En esta ocasión, a este chico tierno-duro, de mirada profunda y sonrisa felina, le entrevistaban con motivo de su última película.


Lo que me cautivó no fué el muchacho -bueno también-, pero sobre todo fué la preciosa manta en la que aparecía envuelto. En ese mismo momento decidí que me haría una igual.

Mis relaciones con el ganchillo siempre han sido yo diría que “distantes”: cadeneta, punto enano, punto medio y poco más, y creo que en alguna ocasión había intentado alguna labor pero con escaso entusiasmo y éxito.


Pero daba igual, ahora quería una manta como ésa, costara lo que costara. Así es que me fui a comprar lanas en los mismos colores, eran perfectos. Sería una manta para taparme en el sofá cuando hace frío, pero suficientemente grande para que me cubriera entera si se daba la ocasión de una cabezada un poco larga…


Y empecé a darle al ganchillo: ensayo-error hasta que dí con algo que se parecía mucho a la manta de la foto.


¡Granny va, granny viene!. Como tenía poco tiempo y menos destreza, me lo tomé con calma; los fui almacenando en una insulsa bolsa de plástico sin mirar siquiera cuántos llevaba… hasta que la bolsa empezó a rebosar. Después de unos cuantos meses ya la tenía prácticamente lista.


No os digo lo orgullosa que me sentí una vez la ví hecha¡¡ Me gusta tanto mi mantita que la convertí en mi foto de perfil personal en Fb. (Creo que acabo de cargarme ese posible punto enigmático de mi avatar.)


¡Gracias Gael por la manta que me has regalado...!


Heyyy¡... ahora que me fijo, me gusta tu bufanda, ....bueno, me lo pensaré¡¡


Y no te olvides de pasar por RUMS, verás cuántas cositas lindas encuentras¡¡

8 abr. 2014

Tutorial: Coser tejidos de punto puede ser fácil. Remate de escote (I)

Coser en tela de punto o en general elásticas parece que no es para “novatas”. Yo no estoy muy de acuerdo. Creo que teniendo en cuenta cuatro cuestiones simples, puedes conseguir coser punto con bastante buen resultado:

1) Utilizar una aguja de máquina especial (punta redonda)  
2) Escoger una puntada adecuada al tejido. Si no tienes específicas para punto, sirve perfectamente la de zig-zag que tienen todas las máquinas.
3)  Si el tejido cede mucho mucho, puede ser conveniente entretelar las costuras.
4) Si ves que el prensatelas arrastra la tela superior  (y más aún si es un pespunte “visto”) tienes dos opciones:

a) Un prensatelas de arrastre superior. Totalmente recomendable, evita mucho sufrimiento. Se usa para diversos tipos de tejidos: de los que ceden, como el punto; muy gruesos como el terciopelo; o muy finos, como la seda. O sea que se amortiza a poco que se cosa. (Alrededor de 20 euros en Seoane Textil)


b) Coser sobre una tira de papel de seda o de manila (truco sencillo, casero y que funciona bien)
               

Algunas personas me dicen que el problema suele estar en el remate del cuello, ya que se ve demasiado y si no queda bien te puede destrozar el resultado final de la prenda. Y, efectivamente, los cuellos en tela de jersey tienen alguna peculiaridad sobre otro tipo de tejidos.

Los tejidos no elásticos con un bies simple quedan estupendos, porque la tela no cede. Sin embargo, cuando cosemos en tela de jersey hay que tener un poco de cuidado para evitar que por el escote acabes enseñando el número del zapato.

La primera camiseta que me hice en tela elástica la rematé con un bies. Conclusión: me sobró la mitad de la tira, y además no me quedó muy bien.

Luego gracias a los libros de costura que fui adquiriendo y a patrones y tutoriales que he ido comprando o leyendo aquí y allá, fui aprendiendo otras técnicas que creo mejoran mucho cualquier prenda. Así que para quienes se estén iniciando y quieran depurar un poquito su técnica, os propongo dos posibilidades que tienen una ejecución muy diferente y que quedan estupendas sin resultar complicadas.

Escotes rematados con una "vista"



1. Remate del escote con una vista

Este sistema queda muy estable, y tenemos garantía absoluta de que no se desbocará

1. Se pasa un pespunte todo alrededor del escote del suéter para que no ceda.

2. Se cortan las vistas: delantero y espalda, y se entretelan.

Vistas entreteladas.


3. Antes de coserlas, se superponen sobre el escote del suéter para comprobar la medida, teniendo en cuenta los márgenes de costura.

4. Se unen ambas vistas.

5. Se sobrehíla la parte inferior de la vista (la que no va unida al cuello).

6. Se superpone sobre el cuello, encarando los derechos. Se prende con alfileres, teniendo cuidado de que las costuras de las vistas coincidan con las costuras de los hombros del suéter.

7. Se pasa un pespunte todo alrededor.

8. Se plancha la costura hacia la vista, poniendo siempre un paño entre la plancha y el tejido (yo no lo he puesto para que se visualice mejor).

9. Con la costura planchada hacia la vista, se pasa un segundo pespunte paralelo al pespunte de la costura, a 2 ó 3 mm., cogiendo la propia costura y la vista (el azul).
(En inglés se conoce este pespunte como "understitching". Su función es evitar que la tela de la vista tienda a levantarse o ahuecarse)

Así queda por el derecho. El pespunte sólo se ve en la vista que irá doblada hacia dentro, no en el escote del suéter.

10. La costura se recorta a 5 mm. y se le dan unos piquetes alrededor para que no tire la vista, con cuidado de no llegar a la costura. 

11. Se vuelve la vista hacia adentro y se plancha (de nuevo con un paño entre el tejido y la plancha)

12. Por el derecho del suéter, a 3 cm. del borde del cuello,  se hace un pespunte decorativo que coja también la vista. Así además de decorar, queda más estable y firme

En ese punto vale la pena recordar las dos posibilidades antes comentadas:

Si utilizamos prensatelas de arrastre superior, simplemente trazamos una línea con piedra de marcar a 3 cm. del borde, y pespunteamos sobre ella.

Si vamos a hacerlo sobre tira de papel, debemos hacer antes una sencilla plantilla:

a) Sobre papel de seda doblado a la mitad, marcamos el borde del escote
b) trazamos una línea paralela a 3 cm.
c) recortamos sobre la primera línea y dejamos un espacio  a partir de la segunda


Prendemos la plantilla sobre el escote, cogiendo también la vista, y por la línea marcada a 3 cm. pasamos el pespunte decorativo (después el papel se quita con facilidad).

Con cualquiera de las dos soluciones empleadas, éste será el efecto una vez terminado.

NOTA: Como ya ha resultado un tutorial demasiado largo, la segunda opción irá en una próxima entrada.