30 may. 2014

Reciclando: Tres “R”: Recordar, Recuperar, Regresar …

¡¡Cuántos años tiene esta camiseta¡¡.  Si me pongo a Recordar, la referencia temporal que tengo es que la heredé de mi hija, junto con su jarrita de te preferida, cuando marchó a estudiar fuera.


          




A pesar de los ositos de su decoración, llegué incluso a utilizarla para salir a la calle…, luego quedó para casa. Lara terminó su carrera, y luego estudió más, y después más, y mientras tanto la camiseta siguió saliendo del baúl todas las primaveras.


Al cabo de los años, Lara dejó de ser una estudiante interesada en el medio ambiente, y pasó a ser una persona que trabaja de forma efectiva por el medio ambiente. Y tuvo una niña, y luego otra; y la camiseta lila –de una calidad a prueba de años- continuó acumulando lavados y formando parte del “ajuar” que me-pongo-en-casa-para-estar-cómoda.


En mi última visita a su casa me traje algunas ropitas de esas que ya les han quedado fuera de talla, pero cuya tela es cien por cien Recuperable todavía.

Y decidí unir ambos destinos: Un buen tejido de overlock con jirafitas (cosido en mis inicios costuriles con más pena que gloria), y la camiseta lila reciclada, que Regresaría cerca de su dueña inicial, o sea, iría a parar a sus niñas.


Así que: descosedor al canto combiné ambas telas y voilá.


Utilicé este modelo de la revista Ottobre (marzo 2014): talle ligeramente bajo, falda totalmente fruncida, y abierto en los hombros.  


En uno aproveché las mangas iniciales del vestido, porque la camiseta ya no daba para tanto…; en el otro le hice la manga amplia y hasta el codo -donde me llegó la tela-, de manera que pueda llevar un suéter debajo.


Me dio la tabarra la costura de unión de la falda y el cuerpo que, inútilmente, me empeñé en fijar con un pespunte visto. Luego, gracias a las observaciones de algunas blogueras he comprendido que en los tejidos de punto esto no es efectivo ya que el tejido se cede y no queda bien. Sara me propuso una buena solución que, finalmente he adoptado: una especie de volantito rematado con un repulgo, que se superpone al cuerpo. De ella dejo constancia aquí por si a alguien más le sirve (¡muchas gracias, Sara!).

Les incorporé unas aplicaciones siguiendo el estampado de la tela porque a mi nieta le encantan todas estas historias: ella me marca los requerimientos... La jirafa mamá y la hija escondidas tras unos matorrales para que no las vea el cazador. No se..., me preocupa cuando las vea..., creo que las jirafas siguen estando demasiado expuestas.

Estos vestidos, que ahora viajan a su destino, me han permitido justamente eso: reciclar, “erre que erre”.



29 may. 2014

Seguimos celebrando el cumpleblog de “La Inglesita”: Hoy toca Lino


Ayyy… ¡cuánto me gusta este tejido¡


Sin embargo, tengo poco cosido en lino: sus arrugas me gustan y disgustan a partes iguales, así que siempre que entro en una tienda me acerco a ellos, me quedo clavada frente a ellos, los miro, los remiro, los toco, pero acabo dándome la vuelta y saliendo de la tienda sin ellos... ¡Cómo es posible, qué cosas!


Pero ese hechizo se rompió con un lino recién llegado de Telaria: maravillosa textura y maravillosos colores, tuve mi arrebato de duda, lo confieso, pero lo superé; ahora falta eligir los modelos adecuados (qué responsabilidad... no puedo estropear estas telas; bienvenida cualquier idea).


Mientras tanto, saco del armario este vestido, mi “Macaron” de Colette, que supuso un importante reto para mí: por la dificultad del patrón, por las modificaciones que hube de hacerle y, sobre todo, porque eran mis primeros tiempos costureros (hoy con la perspectiva del tiempo, veo mejor los fallos).


En él aproveché una tela “vintage” de un vestido que me gustaba mucho, pero que había tocado renovar por cuestiones de talla. Le incorporé otro tejido liso, a contraste, y conseguí terminarlo después de pruebas y más pruebas…


Pronto tendré más cosas de lino ¡hummmm... por estas!

Estoy impaciente por ver qué preciosidades nos muestra María "La Inglesita" hechas con lino.



28 may. 2014

CELEBRANDO EL CUMPLEBLOG DE "LA INGLESITA"

Ctrl+C: Parecidos razonables


Debo decir que casi todo lo hago con patrón, y de algunas cosas que "copieteé" no tengo fotos.

Dejaré constancia, no obstante, de aquellas, ya publicadas, y que son una copia más-o-menos-evidente...

1. Esta magnífica manta que lleva Gael García Bernal y que saqué de un suplemento dominical...















2. Una camisa china que encontré en una revista de la antesala de mi dentista y que me inspiró. Luego llegué a casa e hice el patrón como Dios me dio a entender. La foto que aparece  es solo ilustrativa. No estoy segura de que el parecido sea ni muchos menos "razonable"...


                   

3. Este patrón de Make it Perfect, que me pareció sencillo y lo saqué a "ojillo". Las fotos del resultado no son muy buenas..., pero es lo que hay, la modelo no estaba ese día por la labor.










 

Mi capucha me gusta más, que conste¡¡





Pues esto es todo por hoy María, hasta mañana. Y que cumplas muchos, muchos maaaaaaás.¡¡


27 may. 2014

“…Y entonces Blancanieves mordió la manzana

Ufff, está asquerosa –dijo-. Yo las como ecológicas, no tienen tanto brillo ni son tan perfectas, pero están mucho más jugosas y saben  a “manzana”.

La reina envidiosa, disfrazada de dulce-ancianita-aldeana-hortelana, había frotado las manzanas de su cesta para deslumbrar a Blancanieves y que ésta se comiera la fruta inoculada de  pesticidas, plaguicidas y… 


Menos mal que la niña era chispoleta, avispada, rápida de conclusiones  -y a veces hasta un poco radical y deslenguada-. Después de ese primer mordisco devolvió el fruto a la anciana: Gracias, no me gusta¡.

¡Esa fue su suerte!, y la reina malvada no se salió con la suya, porque Blancanieves cayó sumida en un profundo y largo sueño, que fue velado por siete enanitos.


Hasta que por fin apareció aquel chico con su moto, sus gafas oscuras y sus auriculares y bueno, por si alguien no recuerda cómo continuaba la historia:

Cuán almas que lleva el diablo salieron derrapando de aquel rancio lugar, soltando humo negro por el tubo de escape, y cuando ya se hubieron alejado lo suficiente, hicieron un breve descanso, Blancanieves le dio las gracias, se despidió y cada uno siguió su camino.


Ya he dicho que Blancanieves no era precisamente sumisa, ni parecía ser amiga de demasiadas contemplaciones, y aguantar al de la moto sin parar de mascar chicle, sólo porque le hubiera despertado de una larga siesta..., le parecía  pagar muy caro el favor.



Túnica y leggins:  Play time dress + leggins, de Oliver+S. 
Tejido: punto de algodón orgánico, “Blancanieves”, de Lillestoff.

La camisola lleva canesú cerrado delante y abierto detrás con tres botones. Incorpora bolsillos en las costuras laterales. El escote lleva un pespunte visto que acaba en el canesú de la espalda.


22 may. 2014

Un suéter reencarnado. RUMS España #21


Hay prendas que se te caen de viejas usadas, y te da una pena inmensa tirarlas por lo a gusto que te has sentido dentro de ellas. Eso me ha pasado, por ejemplo, con un par de suéters que he utilizado hasta la saciedad, pero cuya vida útil ha tocado a su fin.


Pero lo bueno que tiene coserte tu propia ropa es que todavía puedes sacarles más partido: las he descosido y he sacado los patrones. Absolutamente sencillos, sin más que un corte ligeramente entallado y la gracia que puedan tener la calidad y el estampado del tejido.


Así que aquel antiguo se ha reencarnado en el que véis. Le he cambiado el cuello de pico inicial por otro redondo con tira que me gusta mucho más y que sirve como única decoración a un modelo por lo demás bastante austero.


Un “todo poner” que se dice, y además se cosen en un volar.

Y es que tengo que empezar a sustituir prendas de armario: unas porque están antiguas por el uso; otras por culpa de unos kilos tozudos que se han quedado a vivir conmigo…



Por cierto, has visto ya lo que hay expuesto en RUMS esta semana?. No te olvides…


16 may. 2014

Llega la Primavera


Y con ella los tonos claros, luminosos…
Mi nieta mayor va cambiando de gustos en cuanto a sus colores favoritos: ahora es el azul celeste. Así que combiné una tela de “chinitas” con un azul claro que tenía guardado. Creo que es el primer vestido que le hago en tela lisa –no sé por qué casi siempre utilizo estampados-.

UNO

Para Selena: Modelo "Hide and seek dress", de Oliver + S






El patrón es uno de los últimos modelos de esta casa, que ya se puede encontrar en Telaria. Bastante agradable de coser, sin demasiadas dificultades y, como todos los diseñados por Liesl Gibson, comodísimo para los cuerpos infantiles. En este caso, aunque lo cosí a distancia, se lo llevé en persona, así es que pude apreciar directamente el efecto. Además su propietaria posó gustosa -no siempre ocurre-.


Tanto el delantero como la espalda constan de dos piezas laterales a lo largo del vestido, y la parte central tiene una pieza superior como canesú y la inferior fruncida. Manga a la altura del codo, amplia, y bolsillos con tapetas, en las costuras frontales.


Pero lo verdaderamente importante: A la niña le encantó.


DOS
Para Stella: Modelo "Seashore Sundress", también de Oliver + S

Y este otro vestido para la pequeñita, con un patrón que he cosido en varias ocasiones y que sienta estupendamente. Cortes princesa, y un panel central liso a lo largo del vestido y el resto de la falda toda fruncida. Tiene tirantes y bolsillos. El talle es caído, así que dejándole un bajo cumplido puede durar bastante tiempo.






Me gusta mucho utilizar los patrones de esta firma porque me parecen muy acertados. Como no les puedo probar a las niñas, con ellos tengo la seguridad de dar siempre en el clavo en cuanto a medidas, ajuste, etc.  Pero lo de menos es lo que yo piense, lo realmente valorable es la opinión de sus usuarias: estos vestidos no se aburren en el armario, sino que se ponen, se lavan, se planchan –o no…-, se vuelven a poner…, y siempre están entre los preferidos.


Y ¿cuál es el secreto?. Pues en mi humilde opinión:

  • Es una ropa bonita
  • Siempre pensada para la comodidad de los niños, evitando detalles superfluos que puedan resultar poco prácticos o engorrosos. Se trata de poder tirarse por el tobogán libremente, subirse a las piedras, correr, saltar…
  • Nunca faltan los bolsillos, en cualquiera de sus modalidades. Liesl es madre y sabe bien que un bolsillo es elemento imprescindible para los peques.
  • Los vestidos están construidos de tal manera que quedan muy bien acoplados en el cuerpo y, sin ser grandes, pueden tener un uso alargado en el tiempo gracias a la estructura de canesús, talles bajos, etc. (evitando los cortes en la cintura, que enseguida los dejaría fuera de circulación).
  • Además, según se realicen en una tela u otra, puede resultar un modelo de “todo trote” para jugar y subirse a los árboles, o bien para llevarlos "de visita" el día de Navidad…
  •  Las soluciones a la hora de coserlos resultan tan impecables que cada modelo es una especie de pequeño tutorial de buena costura.

A mis nietas les gustan, también a su mamá, y a mi me encanta mirarlos y remirarlos después de cosidos.

(Aunque no hace falta decirlo, lo diré: esta es una opinión muy personal, totalmente honesta y desvinculada de cualquier tipo de interés, ¡faltaría más!)

Y aquí os presento a mi "pequeña costurera", hecha etiqueta¡¡

11 may. 2014

Por favor no piséis las flores...

En mi casa, de pronto, esta tarde, haciendo caso omiso a lo que dice el calendario,

HA ENTRADO LA PRIMAVERA


De los cajones abarrotados de pequeños retales de colores, han ido brotando pequeñas flores: rosas, moradas, amarillas, verdes, lilas, rojas; flores de pétalos suaves y brillantes.



Flores que invadían mi mesa de costura, se mezclaban entre los alfileres, se colaban entre las volutas de mi cinta métrica..., se subían a los árboles.





Gracias La Lio por iluminar de color mi casa esta tarde.¡¡¡


7 may. 2014

Dos "Renfrew", aunque casi no lo parezcan... RUMS España # 19

Me encantan estos básicos a los que un pequeño toque les da un aire distinto. Aquí os traigo dos versiones de la camiseta Renfrew, de Sewaholic, que en principio no son muy fieles a las propuestas originales del patrón. Ambas 


UNO. En el primer caso, la he cosido para mí, y le quité la banda inferior, que ajusta demasiado para mi gusto, y los puños.



Al final, con los arreglos hechos tengo dos modelos –Renfew y Plantain- que resultan muy parecidas entre sí. Me gustan porque son algo más pegadas en el pecho, y se sueltan en las partes donde tengo más volumen.


Esta tela la tenía prevista para un vestido. Es un punto con poco elástico pero suave y ligero, muy apropiado para estas tierras cálidas. Cambié de idea porque me resultaba demasiado serio verme toda entera de gris. Así que le dí forma de camiseta y le alegré un poco la vida añadiéndole un cuello más vistoso con una tela que le da un poco de luz.


Unas pequeñas banditas y unos ligeros frunces en las mangas para acompañar, y ¡cómodo, cómodo, cómodo…!!

                                                    - - - - - - - - - - - - - 

DOS. En el segundo caso la cosí para mi hija Lara, también le quité todos los los elementos no imprescindibles -en principio me interesaba sobre todo probar el patrón-.


Como única decoración lleva la tira del escote, más bien ancha y jugando con el dibujo geométrico de la tela. (Sobre la terminación de este tipo de escote, preparé un tutorial hace algunas semanas).


Como digo un básico muy interesante, que se repetirá y repetirá en diversas versiones...



Una recomendación final: No os perdáis las chuladas de RUMS España de esta semana¡¡