23 jun. 2014

¡Completamente a cuadros...!

Así están las chicas de mi familia, todas a cuadros!. Y casi, casi a cuadros de mantel.



Durante años tuvimos un mantel sobre la mesa de mi cocina con estos mismos tonos, eso sí, los cuadros eran rectos, ¡como Dios manda!.
        
                                       
Primero fueron unos leggins de cuadritos tipo vichí, pero en tejido de punto. Una tela que ya hemos visto en alguna de nuestras blogueras amigas, y que es una gozada coser: muy consistente y estable.


Luego, con el pretexto de hacer un tutorial, hice tres camisetas, tres: para la mamá y para las dos niñas, en una tela de licra bastante fina. En el caso de las niñas combiné ambos tejidos, y así podían llevarlas con los leggins.

La de la mamá es una Plantain, en versión supersimple.

Las infantiles están tomadas del libro de patrones Collection privée, que pude encontrar en Telaria.


Ya había cosido varias de este mismo modelo.  Es una camiseta recta, cuya manga ranglan está compuesta de dos piezas unidas en sendas costuras, superior e inferior. Como era una manga bastante pegadita, fui "debidamente informada" de que la costura de arriba molestaba…


Así es que he modificado el patrón uniendo ambas caras para conseguir la manga de una sóla pieza, aunque eso sí, respetando el corte curvado del hombro, que lo he dejado a modo de pinza y que le da una forma muy graciosa.




Ahora todo está en orden.  Bueno, casi todo. Como el modelo original tiene cuello cisne, la caja queda un poco subida: para la próxima versión la bajaré un poquito más.


Y como hay días en que tenemos los astros a favor, pude conseguir fotos... ¡suerte la mía!







19 jun. 2014

Frente al sol: una buena pamela... y un bolso (RUMS España #25)

1. Pamela "Máxima"

Cuando Charo nos propuso el CC de esa estupenda pamela “Máxima”, enseguida pensé en varias telas gruesas que tengo guardadas y en posibles combinaciones con otras para la parte interior. Pero le daba vueltas y más vueltas y no terminaba de encajarlas.

De pronto, recordé una tela que me gustó cuando la vi por lo indefinido de su estampado, pero que por ser tejido muy grueso, demasiado claro, y con un puntito de satinado, no encontraba en qué aplicarla.


Y es que claro, esa tela estaba pidiendo a gritos una pamela, vamos, eso y un bolso a juego. Así que se hizo la luz, y enseguida encontré otra tela llena de colorido que le iría estupenda. En realidad tiene vocación de pamela reversible.

Y hecha está, y aproveché el estupendo domingo playero para estrenarla y hacerle fotos.


No me gusta mucho este potente sol veraniego, me ciega y me molesta, así que este año, con mi pamela y mis gafas de sol, tengo el veranito resuelto…





2. Bolso "Mountain bag"

Luego busqué modelo para el bolso (con perdón, Charo¡), y tenía este patrón - el nombre se lo he puesto yo- así es que me puse a ello.




Es un bolso doble, o sea hay que hacer dos, cada uno con su forro respectivo, luego se introducen uno dentro de otro, y te quedan a modo de bolsillos en ambos laterales.



Por la parte central de uno y otro lado, unas pretinas unen las piezas exterior e interior mediante botones.



El forro interior lleva bolsillos a ambos lados: uno de parche, con divisiones para el móvil, bolígrafos, etc.; el otro bolsillo es interior, rematado con un vivo y cremallera (yo no se la he puesto porque me resulta más difícil y, sobre todo, porque no las uso, siempre las llevo abiertas).



Le he puesto las tiras más largas para poder llevarlo colgado, como acostumbro. Estoy contenta porque tiene bastante capacidad, ya véis que es anchito.


En la pieza exterior, le he dejado a modo de un pequeño vivo del propio forro, para separarlo visualmente del bolso interior. 

¡Ea, a ver quién dice que no hay glamour en mi casa¡






Bueno, ya está bien, ahora vamos a echar un ojo, a ver que se cuece esta semana en
  
RUMS España.



12 jun. 2014

En lino rosa. Para RUMS España #24

Estaba emocionada con estos linos de Telaria: son una preciosidad de tela, francamente; y por eso mismo le he dado muchas vueltas al modelo, no quería cargarme un tejido tan estupendo. Tuve claro que no sería vestido –estoy muchas horas sentada: demasiada arruga-, así que la opción era clara.


Busqué en Pinterest, en mis Burda, entre los patrones…, y al final decidí replicar una prenda de mi armario que me resulta muy cómoda: es holgada y al mismo tiempo lucida; además el patrón me parecía fácil de hacer.


Se trata de una especie de túnica, o blusón o casaca, no se bien cuál es su denominación correcta. Tiene manga tres cuartos y una decoración en la pechera. Sin embargo, en este caso le he hecho algunas modificaciones de apariencia, y manga corta.



Quería algo muy sencillo, la tela y ese bonito color rosa palo me parecían suficiente. Así que pensé en este "cuello Peter Pan", más estrecho en la parte alta y con un suave ensanchamiento hacia el centro. El cuello como único elemento decorativo.


Buscando en internet encontré este maravilloso tutorial de Sewingadicta, que con toda minuciosidad te enseña en un paso a paso cómo hacer estos cuellos para que resulten airosos (¡Mil gracias Rosy por compartir esos estupendos conocimientos que son los que verdaderamente definen la buena costura!).





Biés interior del cuello

Las mangas las corté demasiado anchas, así que las arreglé con una jaretira central coincidiendo con la línea del hombro, y ¡tan ricamente!...


Como el bajo tiene una forma ligeramente curvada, para evitar que le quedaran frunces en la vuelta, en vez de dobladillo le he puesto una pequeña vista, que me hubiera gustado unos centímetros más ancha, pero la tela ya no daba más de sí..., -me han quedado prácticamente virutas-.

Vista del bajo

Y para mi gran sorpresa, después de una jornada de trabajo sentada, quedan poquísimas arrugas. Eso sí, es importante no ponerte la prenda recién planchada, ya que la fibra caliente arruga mucho más. Simplemente se trata de dejarla enfriar. ¡Sorprendente!


¿Qué os parece a vosotras?



Y me voy corriendo a ver qué tenemos en RUMS España








9 jun. 2014

Como hacer las vistas de una prenda

Una vista es un refuerzo interno de la prenda que suele ponerse en determinados bordes (escotes, sisas, bajos…) para darle más consistencia evitando que el tejido ceda, al tiempo que lo remata resultando un acabado más limpio.




















La vista es una réplica del contorno que tiene el borde que queramos tratar, es exactamente igual, irá superpuesto y vuelto hacia el interior.

A partir de los tutoriales que hice sobre cómo rematar el cuello de un suéter, algunas personas  me han comentado las dificultades que tienen con las vistas. Los buenos acabados en los escotes y en las vistas pueden ser decisivos en el aspecto final de una prenda de vestir: es lo que más se ve. Así que puede merecer la pena dedicarle un poco de tiempo y de cuidado.


















Este es el método que yo utilizo, supongo que las costureras avezadas lo harán con los ojos cerrados, pero mi intención es echar una mano a quienes se están iniciando:

    1. Vista sencilla del escote. 
    2. Vista compuesta: escote y sisa. 


  1. Vista sencilla del escote. 

Vamos a sacar las vistas del escote, aunque el procedimiento será el mismo para sacar las vistas sencillas de las sisas.
     
1. Ponemos la parte superior del patrón sobre papel en blanco,  y dibujamos exactamente el  contorno del escote.


El patrón está en un plástico casi transparente.
Está superpuesto sobre papel blanco



2. A continuación vamos replicando esa misma  línea a 5 cm.
o el ancho que queramos dar a la vista). Iremos marcando
puntos con la regla.

                                  
  

3. Después uniremos los puntos y nos quedará lo que véis. Se marca la parte del centro y del hombro, y se recorta. Repetir la operación con la espalda.  


 Las vistas deben de ser una réplica exacta, tal y como se muestra.
           
                 




4. Si no se tiene mucha costumbre, puede ser conveniente verificar el patrón de la vista sobre la propia prenda.
               

Antes de cortar hay que tener en cuenta si el patrón que nos ha servido de base incluye o no los márgenes de costura. Si no los llevara incluidos hay que dárselos, del mismo modo que se los hemos dado a la prenda cuando la hemos cortado.


5. Cortar la tela


6. Normalmente se suelen entretelar las
vistas para que resulten más estables
                       

7. Se cosen las costuras de ambas vistas.
                     

 8. Se sobrehíla la parte exterior de la vista y se presenta sobre
el cuerpo. A continuación se cose. 
Las costuras de los hombros de las vistas deben de coincidir exactamente con las del cuerpo




Si hemos logrado esto, lo más difícil ya está conseguido. A partir de aquí, para el cosido de la vista puedes es seguir este tutorial, desde el punto nº 7 hasta el final.

--------------


2. Vistas del escote y de la sisa unidas. 

Este suele ser un buen recurso en los vestidos desmangados, de manera que quedan rematados con la misma vista el escote y la sisa. En realidad se trata simplemente de unir ambas vistas. El efecto de la vista sería éste:




Se pueden seguir dos procedimientos:

a) Unir los patrones del delantero y de la espalda por el hombro y sacar la vista entera, sin costura en el hombro.

b) Cortar en el hombro y hacer la vista del delantero y de la espalda separadas. Personalmente yo prefiero este método, ya que la costura del hombro me permite ajustar mejor si tuviera que rectificar una vez que lo presento sobre el cuerpo, pero cada cual como más cómodo le resulte.





1. Se superponen los patrones sobre un pliego de papel en blanco y se dibuja el contorno, señalando la línea del hombro.


2. A partir del contorno dibujado, se van marcando las vistas con el mismo método antes indicado



3. Se cortan sobre la tela, dejando el margen de costura, si procede.


Presentado sobre la prenda quedaría de este modo:

Vista delantera

Vista espalda. En este caso va abierta detrás

Vista de la sisa


CONVIENE NO OLVIDAR:

- Antes de empezar, dar un pespunte de refuerzo al escote de la prenda para evitar que ceda.

- Planchar las vistas y las costuras después de cada operación, para conseguir que la tela quede bien plana y se eviten bolsas o rugosidades que impedirán que el tejido tenga buen asiento.

Hacer un pespunte  “understitching”, indicado en el punto nº 9 de este tutorial, que fije bien la vista evitando el efecto de que ésta tienda a levantarse.


6 jun. 2014

Una caperucita en la fiesta de graduación.

Compré esta tela el año pasado porque me pareció preciosa, a sabiendas de que no la utilizaría tal cual, porque tanto lunar –y además sobre fondo rojo- me abruma.


Así que cuando me dijeron que mi sobrina-nieta Laura se había graduado -cada vez se gradúan antes estas criaturas-, pensé que éste sería mi regalo de graduación para ella.



Decidí hacer una “deconstrucción” formal de la tela y organicé el vestido que véis, modelo Hide and Seek, del que recientemente cosí otra versión aquí. (Esta me parece mucho más elegante –como corresponde a toda una “graduada”-.)




El dibujo lo utilicé exclusivamente para los canesús delantero y trasero, y como lleva cortes laterales, combine la tela de lunares con un piqué blanco de algodón que atenuara un poco esa potencia del rojo, aunque lo he mantenido en las vueltas de las mangas y las tapetas de los bolsillos. El forro del cuerpo es de batista de algodón.




Y como complemento le hice una flor modelo La Lío, que al parecer le ha encantado.


Creo que cuando le llegó el paquete estaba enferma; pese a todo, se lo puso y fue capaz de posar como una jabata para enviarme fotos y que yo pudiera ver enseguida cómo le había quedado: esta niña es un sol: simpática, resuelta y cariñosa como ella sola.

Un besito Laura¡¡