22 sept. 2014

En modo bolso: "ON"


Me he pasado un mes ensimismada haciendo bolsos.

Y pretendía que fueran bolsos prácticos pero con un punto de informalidad, bien por los tejidos utilizados o por el propio diseño. Así que he recopilado patrones: algunos que tenía y otros que provienen de nuestras blogueras expertas.

Por fin me he lanzado a añadirles cremalleras, tanto interiores como exteriores; unas ribeteadas con vivos, y otras a la vista. Y me fui animando poco a poco.




Un Viátor no podía faltar: un bolso sencillo y al mismo tiempo sumamente práctico y manejable, que podemos utilizar como bolsa y como bolso…, qué os voy a contar de este prototipo ideado por Charo Murciano que ha dado la vuelta al mundo “blogueril” –y del que yo llevo hechos ya unos cuantos…- aquí y aquí.

El cuerpo es de loneta y la base de polipiel grabada, igual que el bolsillo exterior de cremallera.



     




Este bolso, que he llamado Alforjas, lo encontré buceando en Pinterest, y es de Noodlehead, -ahí se encuentran muchos modelos y todos muy interesantes-. Me gustó a primera vista. Es de ejecución bastante sencilla y además me parece divertido y cómodo. Como está formado por una pieza central, dos laterales y bolsillos-alforjas a ambos lados, ofrece la posibilidad de jugar con la combinación de distintos tejidos, colores y estampados, así que el resultado puede ser muy diferente, según quien sea la destinataria.

¡Muy muy recomendable!






                                               

                       










Qué puedo decir de la Mochila Pandielleando después de haber visto en la blogosfera decenas y decenas de ellas, y todas a cual más graciosa. En su momento no pude seguir el Cose Conmigo que organizó Yolanda, pero lo aparqué temporalmente con un “hasta luego”, porque escrito estaba que tenía que caer… -y más que caerán, sin duda alguna-. 
               

Esta es una versión "maxi" a la que he dado un poco más de base, y le he metido algunas cremalleras más…, mejor dicho: creo que las cremalleras hicieron su particular asalto a la mesa de costura: por ejemplo el bolsillo exterior lleva dos: en rosa y en azul. Me pareció un espacio demasiado grande para una sola, o bueno, sencillamente... que tenía ganas de jugar.                                     
  

                                         
El reborde amarillo por el que pasan las cintas es una tela japonesa, de Kokka que guardo amorosamente: formó parte del primer lote de telas que compré on line hace años, cuando todavía había que traerlas del Reino Unido, -ahora las encontramos fácilmente en las tiendas on line españolas-, por ejemplo Telaria.







  Mochila/Bolso Dinastía Yuan, así la he bautizado. La descubrí también gracias a Pandielleando, que recoge la idea de Lletres i fils. Me da la sensación de que alcanzará popularidad porque la versión de Yolanda con sus divertidos escarabajos, es de lo más sugerente… ¡me encanta¡. 

Así que a pesar de no disponer de tutorial, me tiré a la piscina para probar. Y esto es lo que ha resultado.


En cuanto a los tejidos, he combinado la loneta "jarrón chino" con tela vaquera.

Del original he mantenido la forma curvada superior, y el gran bolsillo delantero con cremallera. También he respetado la colocación de los tirantes, de manera que se pueda utilizar como mochila o como bolso -aspecto que veo muy muy útil-.



Pero he cambiado algo la estructura interior: aquí el talego es todo el bolso en realidad, y el gran bolsillo es simplemente un bolsillo exterior (a diferencia del original, en el que creo que el espacio interior lo constituye el propio bolsillo).


Como no tenía tutorial que echarme a los ojos, fui construyendo sobre la marcha, y creo que este cambio le añade cierta capacidad al bolso -es para un adulto-, incorporando, además, unas pinzas en la costura inferior para ampliar un poco la base. 

Algo que no siempre consigo: casar todas las rayas y pinzas...

En la parte posterior le puse otro bolsillo grande de parche y -¡orgullosísima estoy!- casando perfectamente la figura. Le añadí una tira vertical a contraste que actúa a modo de cierre.


En el interior varios espacios con y sin cremallera y tira para colgar las llaves.



Cuatro bolsos-bolsas-mochilas para cuatro personas muy queridas, solo por aquello de regalarles algo hecho con las propias manos, simplemente.




Tejidos:

Loneta bolso 1: en Telas para todo
Resto de bolsos: lonetas, de Julián López
Telas interiores: algodón de peso medio y bambula de algodón, de Julián López
  

14 sept. 2014

Un conjunto “de capa y sombrero”

1. Falda

La  “capa” la protagoniza esta falda reversible, que resulta la mar de cuca; además no es nada complicada: se cose en un par de horas aún sin ser demasiado experta.



Hice alguna otra hace hace algún tiempo, y me gustó tanto que me quedé con ganas de más.


Es el modelo Hula Hoop skirt, de Oliver +S.  Consta de dos piezas rectangulares (delantero y espalda), que conforman el canesú de la falda, y de dos segmentos circulares para la parte inferior, que actúan en forma de semicapa.


Pero la gracia de este modelo es que las dos piezas inferiores (delantero y espalda) no van cosidas, sino solapadas, y su extremo final  se vuelve sobre la propia pieza, jugando con la reversibilidad.


El canesú lleva una goma en la parte superior para ajustar a la cintura, lo que la hace muy práctica para que las niñas se puedan vestir solas, no lleva cremalleras, ni botones... Es todo comodidad.




2. Sombrero

Y el “sombrero”, no es ni más ni menos que éste. A conjunto y también reversible, para no desmerecer…


Procede del libro de Liels Gibson  Little things to sew, y quienes ya hemos aprendido con Charo Murciano a coser sombreros, lo encontramos relativamente sencillo.


La camiseta está hecha con auténtico tejido Burberrys of Lodon, en azul celeste, manga ranglan y con abertura en el escote para poder meter la cabeza cómodamente, ya que la tela no es elástica.

La "fotógrafa" fotografiada


-------------------

Modelo:       Laura 

Patrones:  Se pueden adquirir en Telaria



4 sept. 2014

ÚTILES DE COSTURA PARA PRINCIPIANTES (para una costura fácil y sin sufrimiento)

Esta entrada va dirigida fundamentalmente a quienes se incorporan en el mundo de la costura no-profesional. Si tú lector/a tienes cierta experiencia en estas lides, puedes abandonar en este momento si quieres. No te lo tendré en cuenta.

Cuando me inicié en la costura partí con un equipo tan mínimo que se reducía prácticamente a agujas, alfileres, hilo blanco y negro, piedra de marcar, las tijeras que tenía por casa… y poco más.

Imagen obtenida aquí

Por un lado, porque mi desconocimiento en este mundo era demasiado grande, y por otro porque al considerarme una simple aficionada, cualquier cosa que se saliera de lo estrictamente imprescindible, me parecía un gasto innecesario y no rentable por el momento.

Imagen obtenida aquí
¡Craso error el mío! Es como si para practicar submarinismo no profesional, me lanzara al agua con unas simples gafas de buceo…

Vamos, que una cosa es coser el dobladillo de un visillo, sin más pretensiones, y otra muy distinta es hacer un vestidito para la niña, o una falda para mí, o…, o…, porque poco a poco te vas animando a más y más… (la costura es adictiva).

Pues bien, por experiencia propia –que aquí quiero compartir por si sirve a alguien más- puedo decir que al cabo de varios años cosiendo he ido descubriendo útiles o herramientas sencillas, fáciles de utilizar, de precios muy asequibles, de muy fácil adquisición en cualquier localidad o, en todo caso, en tiendas on line, que facilitan enormemente el trabajo a cualquiera, más aún a una persona aficionada que se está iniciando en la costura, y a quienes nos desanima mucho el no conseguir un pespunte bien recto, que se nos pierda el trazo de la piedra de marcar, o que una tela demasiado fina se nos pliegue bajo el prensatelas, y así un largo etcétera.

Imagen obtenida aquí
Aquí me propongo sugerir 7 elementos, con sus precios aproximados en el mercado, y el lugar en que yo conozco que se pueden adquirir on line -porque ya supongo que cada cual conoce más o menos bien el comercio de su localidad-.

De tal manera, que aquellas personas que se acercan a este mundillo conozcan qué cositas les podrían evitar sufrimiento, o simplemente ayudar, con una inversión mínima. Además siempre se pueden proponer como regalo para el cumpleaños, Navidad... y así a la vuelta de unos meses disponer de un lote de “imprescindibles” bastante adecuado.



-           1. Prensatelas
-        2. Agujas para máquina de coser
-        3. Tijeras
-        4. Marcadores para tela
-        5. Cinta métrica 
-        6. Reglas
-        7. Libros de costura








Durante un montón de tiempo lo cosí todo con un prensatelas universal -me da hasta vergüenza confesarlo-, pero es que no conocía la amplia gama existente en el mercado. Aunque también recomiendo tener cuidado para no dejarse deslumbrar por algunos que seguramente se almacenarán entre nuestros accesorios sin utilidad alguna.

Como prensatelas imprescindibles que no suelen venir en el lote de las máquinas de coser más o menos normales, destaco tres, y además por este orden.

Dejo a elección de cada cual que sean de la misma marca que su máquina –siempre suelen ser algo más caros-, o del tipo universal. Los precios de referencia que pongo es para estos últimos, resultan más baratos y según me han dicho algunos distribuidores no está claro que la calidad sea peor.

a) De doble arrastre, también llamado de arrastre superior. Este ha sido el descubrimiento más extraordinario en todo el tiempo que llevo cosiendo. 
  • Sirve para tejidos de punto. Coser este tipo de telas normalmente supone cierta dificultad ya que el prensatelas normal va estirando la tela, y luego nos encontramos pequeños “desastres”,  como que la de abajo sea mucho más corta que la de arriba.
  • También nos sirve para tejidos muy finos del tipo de la seda, sobre los cuales resbala el prensatelas normal.
  • O para tejidos gruesos, que al prensatelas normal le cuesta arrastrar.
El principio de actuación son dos pequeñas bandas de dientes, que sincronizados con los dientes inferiores,  ayudan al desplazamiento de la tela superior.
Se puede encontrar en Seoane Textil: 20 euros aprox.

       
b) Para coser cremallera invisible. Yo no sabía de su existencia, y me volvía loca abriendo la cremallera mientras iba pespunteando. Este prensatelas específico lo hace por tí, va abriendo la cremallera, y dando la puntada  en el sitio justo. Sólo tienes que ocuparte de colocar la cremallera correctamente.
Es bastante común, así que seguro puedes encontrarlo en la mercería de tu barrio. Su precio puede oscilar entre 2 y 12 euros, según modelos.



c) De pie compensado. Este ha sido otro gran hallazgo reciente gracias a la información que nos suele ofrecer el blog de Seoane Textil. Al parecer, hasta hace poco, sólo se fabricaban para máquinas de tipo industrial. Ahora lo tenemos para las domésticas. Su función es poder hacer un pespunte perfecto a 1, 2 ó 3 mm. de un borde.


Te quedan costuras de este tipo:


La gracia está en que una de las patas es más larga que la otra y sirve de guía y de tope. Como tiene una cierta holgura, se adapta bien a la altura necesaria en cada caso. Y consigues pespuntes casi profesionales, aunque tu pulso o tu destreza sean simplemente normalillos. (Si no de qué me iban a salir a mí esos pespuntes...).
En Seoane Textil: 14 euros aprox.








Aquí tenemos todo un universo. Cierto que puedes intentar coserlo todo con una aguja universal, pero los resultados pueden mejorar más que sensiblemente si utilizas agujas adecuadas a los tejidos. También importante el número: un número más alto significa mayor grosor de la aguja y, lógicamente, se empleará para tejidos más gruesos o más duros.

Y una cuestión elemental es utilizar una marca reconocida, vale la pena.


A continuación indico aquellas que considero fundamentales y además fácilmente asequibles en nuestra mercería habitual. No hago referencia a precios ya que no suponen un dispendio económico, pero sí recomiendo tener varias de cada para no interrumpir una labor si se nos rompe la que está al uso.


a) Aguja para coser telas elásticas (de punta de bola). El efecto es que agujerea la tela, y evita que al pincharse la fibra se pueda perder el efecto stretch.
b) Agujas para coser tejido de punto  o jersey.
c) Aguja gemela. Las hay tanto para tejidos normales como elásticos. Proporciona un doble pespunte siempre a una distancia exacta.
Por el revés queda una trama muy interesante para las telas elásticas, ya que permite ser utilizada en dobladillos o cuellos, manteniendo la elasticidad del tejido.
d) Para coser tejido vaquero, suele tener el tronco reforzado para evitar roturas  al tratarse de tejido duro. (Referencia 130/705 HJ).
e) Para coser pieles, vinilos, polipiel, etc., tienen una punta cortante que penetra más fácilmente en estos tejidos. (Referencia 130/705 H LL)

Y si alguien necesitara más información sobre todo tipo de agujas, puede visitar el siguiente apartado del Blog de Seoane Textil.

También esta entrada del Blog Con las manos en la aguja donde se hace un estudio muy pormenorizado de ellas, en relación a todo tipo de tejidos.









Aquí, amigas, hay que invertir un poquito: la costura necesita unas tijeras sólo para la costura, no vale utilizar esas que tenemos por casa –como empecé haciendo yo-, y que es la mejor manera de asegurarte algún que otro “desastre”.

A ser posible comprar una marca de calidad, ya que la inversión inicial valdrá la pena. La marca 3 Claveles, por ejemplo, ofrece un amplio abanico de ellas.


Cuestión fundamental a tener en cuenta, es tenerlas siempre muy bien afiladas: mejor olvídate de piedras u otros elementos afiladores:es preferible llevarlas a un buen afilador de los de cuchillería de toda la vida, en mi experiencia, al menos, ha sido lo más efectivo.

Yo recomendaría al menos dos:
a) Unas potentes, seguras, de buen tamaño, única y exclusivamente para cortar tela (nunca utilizarlas para cortar papel, cuerda, etc., porque se estropea el filo).
Los precios oscilan según el tamaño y calidad escogida. Por ejemplo, de una marca nacional reputada como 3 Claveles, se pueden encontrar de:

         Acero inox. de mango ergonómico,
                   desde 20 cm.: 13 euros
                     a 30 cm.:  24 euros

Niqueladas, de mango ergonómico,
              desde 20 cm.:  32 euros
                     a 30 cm.:  57 euros

b) Otras pequeñas, que nos pueden servir para recortar ciertos recovecos que corren riesgo con las grandes: 3 Claveles, de 14 cm.: 13 euros.


c) Y luego, nunca está de más un corta-hilos, siempre útil al coser, rematar, o sobrehilar… Como éstos son accesorios bastante asequibles, se puede tener más de uno (junto a la máquina, en la mesa de costura…, etc.)










La verdad es que la piedra de marcar de toda la vida nunca me ha funcionado bien: las marcas se ven poco en determinadas telas, el trazado es incómodo, y además duraba un suspiro. Yo utilizaba un lápiz de punta blanda, pero resultaba poco limpio, ya que no siempre desaparecía bien con el lavado.
 
                      
                    Como alternativas interesantes destaco dos:

a) Marcador Clover, de polvo amarillo. Muy cómodo de aplicar gracias a un dispensador que tiene una pequeña ruedecita con orificios por los que sale el polvo. Se desliza bien. Dura el tiempo justo para la manipulación durante la costura, pero con una sacudida se quita sin problemas. 
Lo puedes encontrar en Telaria y Seoane Textil su precio es de unos 6 euros aprox.
En todo caso, entre los marcadores existe una amplia gama en el mercado: también los hay que se borran con agua o con aire del secador. (Distintos modelos y marcas, entre 3 y 8 euros).

b) Rotulador Frixion, éste ha sido todo un descubrimiento que nos hizo Anilegra aquí. Imprime tinta de trazado normal, negra, azul, rojo… y luego desaparece con absoluta facilidad en cuanto le pones la plancha encima. Sólo hay que tener la precaución de planchar antes la tela, porque si no borras las marcas.
Y lo mejor, lo puedes comprar en cualquier papelería y te cuesta menos de 3 euros.










Aunque este es un elemento de fácil adquisición, recuerda que los hay dobles: por una cara miden en centímetros y por la otra en pulgadas. La cuestión es que buena parte de los patrones del mercado son americanos y vienen en pulgadas. Con esta cinta te evitas tener que andar con el conversor de medidas a toda hora.













En esto sí que podemos valernos de las reglas que tengamos en casa, y si no podemos comprarlas en cualquier papelería: una de 50 cm. es casi imprescindible. Para curvas también podemos utilizar unos juegos de curvígrafos que llevan varios tamaños y que se venden para los estudiantes. Cuestan 2,50 euros en papelerías.


Y con el tiempo, siempre podemos hacernos con algún juego de reglas de costura que nos permitan trazar adecuadamente la forma de la cadera, de las sisas, del cuello, etc.

Este kit de media lágrima y cadera puede costar entre 45 y 50 euros y, al igual que un amplísimo abanico de todo tipo de reglas lo tienes en Seoane Textil. Estas reglas específicas para modistería sí son  más caras, o sea que si tienes el capricho está bien; si no pueden esperar…

























Para mi gusto el mejor "libro de costura", con el que partí prácticamente de cero, fueron los tutoriales que encontraba en internet hechos por otras blogueras.

Sin embargo, si quieres tener una idea global del ámbito “costuril”: tejidos, utensilios, toma de medidas, técnicas sencillas o complejas, etc., un buen libro de costura te lo puede facilitar. Lo uno y lo otro no son excluyentes entre sí, más bien diría que son apoyos en soportes distintos, pero ambos de mucho interés.



Poco a poco seguro que vamos incorporando libros de costura más específicos a nuestra biblioteca, hay una gama interesante de buenos libros, pero si tengo que nombrar uno genérico, para empezar a bucear en este campo, diría El gran libro de la Costura (The Sewing Book), de Alison Smith. Cuenta con esquemas y fotografías muy clarificadoras, y además se encuentra traducido al español.

Existe una edición en tapas duras, por unos 45 euros, y otra más sencilla de formato más pequeño, y tapas blandas, sensiblemente más barato. Se pueden encontrar, p.ejemplo en Amazón, FNAC, El Corte Inglés… (No olvidemos también el importante mercado de segunda mano en este sector, que también ofrecen empresas on line).

- - - - - - - - -


NOTA 1: Los precios indicados son a título orientativo y a fecha actual (Julio 2014).

NOTA 2: Los proveedores on line a que hago referencia (Seoane Textil y Telaria), los menciono por la excelente atención, rapidez y, sobre todo, confianza ofrecida al cliente. Al menos esa ha sido siempre mi experiencia con ellos, aún a sabiendas de que existen muchos otros cuyo servicio no he utilizado y, por tanto, desconozco.


NOTA 3: Agradezco a Amalia, de Seoane Textil, la extraordinaria ayuda prestada facilitándome buena parte de los catálogos y precios solicitados, que utilizo en esta entrada. Ella es la cara -o mejor, la voz y las manos- que encontramos al contactar con esta Empresa, quien ofrece una atención especializada y amable a la avalancha de pedidos y consultas que le llegan diariamente. ¡Gracias!