20 nov. 2015

Reciclando camisón. 2nd Chance

No sé en qué estaría yo pensando para comprarme un camisón de franela. Yo que no uso camisón y que además, por razones de edad, soy radicalmente calurosa…


Debió de ser el aturdimiento del frío invernal abulense que atolondró mis entendederas. Y ese extraño sentimiento de apuro que te entra cuando la afanada dueña de la tienda -in personam-, para complacerte, ha organizado todo un despliegue de prendas sobre el mostrador y no encuentras nada de tu interés, ni de tu talla, ni de tu gusto…


En esos instantes de indecisión en que te planteas un “Vale, muchas gracias…” y escapar lo más rápido que puedas; o bien, así como quien de pronto cambia de idea, comprar una cajita de imperdibles, o un par de medias, que siempre vienen bien. Pues yo me agarré a la tontería de que me daba corte salir de vacío de esa la única mercería del pueblo en la que, por razones familiares, era sobradamente conocida. Así es que, en mi torpeza decisoría, acabé llevándome el super-mega-camisón- de-franela.


El caso es que el “glamuroso” camisón está tan virgen como el primer día. Nunca tocó mi cuerpo… Así que harta ya de verle rondar en el cajón de mi armario en busca de su oportunidad, por fin le he lanzado un “¡basta ya!”, y he decidido reciclarlo.


Pues sí, esta temporada acabará convertido en dos sudaderas para mis respectivas nietas. Reúne todos los requisitos: hay tela más que suficiente, resulta calentito, tiene “floresitas” y, con un poco de color, esos apagados y sufridos tonos verán por fin la luz.


He utilizado el patrón base del modelo núm. 15 de la Revista Ottobre 1/2015, justamente el de la portada, aunque les he introducido diversas variaciones, como se puede apreciar.


Y lo que véis es lo que finalmente ha resultado.





¡¡¡Creo que este camisón reconvertido, se encontrará satisfecho!!!


Telas a contraste: Telas de punto de puño, suaves y coloridas, compradas en Telaria y la gris empleada para los puños -restos de otro proyecto-, comprada en Julián López.

- - - - - - - - - -


Y si te gusta el Reciclaje, puedes darte un paseíto y ver los proyectos realizados por el resto de Blogs participantes en esta segunda edición de 2nd Chance. Ya sabes, se trata de dar una segunda oportunidad a esa ropa que ya no suele salir del armario.





miprimeramaquinadecoser.es
sewingset.blogspot.com
buscandomisgamusinos.blogspot.com.es
socutemaria.blogspot.com.es
turopamolonadiy.blogspot.com.es
ideasentreamigas.blogspot.com.es
nairamkitty.blogspot.com.es
skarlett.es

























16 nov. 2015

Un vestido de cuento. "Vogue 1455"

Por lo general soy poco dada a los lazos, puntillas, encajes y adornos similares, pero esta vez he hecho una cierta excepción.


Se trata de un vestido de Lynn Mizono, comercializado por Vogue, que reúne todas las características que me gustan: un patrón superinteresante y vanguardista, fácil de coser, susceptible de ser usado durante mucho tiempo, y con un resultado final espectacular. Así de bonito es.




Está pensado como vestido reversible. El patrón está construido con dos únicas piezas: una superior que forma prácticamente el vestido, y otra inferior que, unida a la anterior, se dobla sobre sí misma formando un amplio bajo que se fija con un pequeño botón a cada lado, a la altura de la cadera. Esto ofrece un gracioso efecto de abullonamiento.



El gran "dobladillo" cogido a la altura de la cadera por un botón

Por el revés, se aprecian claramente la tela exterior e interior,
ambas dobladas sobre sí mismas.



Exactamente igual para la cara exterior del vestido que para la interior, de tal manera que podemos jugar con la combinación de distintas telas y distintos largos. Por ejemplo, es muy gracioso el efecto de que asome la tela de la cara interior o forro. Y como el bajo únicamente va sujeto con un botón a cada lado, la parte que asoma resulta bastante irregular lo que, para mi gusto, le da un punto especial.





Como se puede apreciar, tiene a ambos lados unos curiosos abombamientos que, una vez puesto, se meten hacia dentro formando un volumen cóncavo interesante.


En la espalda el cuerpo se ajusta con unos pliegues internos, y en el delantero con unos pliegues externos a los que se incorporan ojales para meter un lazo.






Al final, se puede ajustar en anchura mediante la lazada, y en largura poniendo el botón a la altura deseada, según el gusto o la necesidad. O sea, que tiene vocación de perdurar en el tiempo…

Puede realizarse en algodón fino, para el verano, pero yo he utilizado unas viyelas más calentitas ya que está previsto para este tiempo, llevando debajo un jersey o camiseta de manga larga. Aunque en las fotos cogí a la niña a traición, y la vestí tal cual a pesar de los 10 grados de temperatura exterior.

Creo que se le ve carita de frío...

Espero que os guste tanto como a nosotras. En mi caso compré el patrón, pero tal y como os lo muestro, se puede realizar fácilmente en casa, no tiene ninguna complicación y, como digo, permite el ajuste posterior.

Una buena opción como vestido navideño.




9 nov. 2015

Sudaderas verdes. Revista Ottobre



Tela de sudadera de La Pantigana
Puños de punto de algodón, también de La Pantigana


Modelo nº  22 de la Revista Ottobre 3/2014


Una sudadera con capucha sencillita de hacer, ya que no lleva cremallera.


El único extra se lo aportan las aplicaciones, que para las niñas son elemento fundamental claro está. Sacadas de mi magín, y hechas con la misma tela de punto con que les hice los leggins.


Un buen equipo otoñal, estupendo para el cole, para jugar o para casa. ¡¡ Y todos contentos ¡!



28 oct. 2015

"Carousel dress", de Oliver + S ("Harrijasotzaile")

Tengo guardado en el cajón este patrón prácticamente desde que Liesl Gibson lo sacó y me quedé prendada de la cantidad de posibilidades que tiene.


Es verdad que son bastantes piezas, pero no tiene costuras curvas ni recovecos, ni cosas complicadas, vaya que se cose sin sentir.



Puede servir para verano, pero también para tiempo más fresco según el tejido que utilicemos. Además su manga amplia y su escote bastante subido, permiten una camiseta o suéter debajo. O sea, que otro modelo “todoterreno”.


Como digo, un escote a la caja rematado por un biés, y en la espalda una pequeña abertura para poder meter la cabeza, que cierra mediante un botón con presilla.

El cuerpo, en su parte superior, lleva un panel central y dos paneles laterales que dan forma trapezoidal al vestido; en su base se insertan dos bolsillos cuadrados, bien grandes ellos; mientras que la espalda va en una pieza.


Lleva una amplia manga ranglan con su pinza en el hombro, y un largo que queda a la altura del codo, pero que se puede alargar con una vuelta o un simple borde, según nos guste o según el propio grosor de la tela.

Y si lo dejamos ahí, puede ser una túnica graciosa para llevar con leggins o pantalones, tal que así:


Si lo continuamos como vestido, se incorpora en su parte inferior un panel transversal con el que se puede jugar para dar el largo deseado. Puede ser liso, continuando la forma trapezoidal del vestido, o puede ir fruncido, opción ésta última más interesante si utilizamos tejidos de peso ligero como algodón tipo patchwort, batista, etc.

"Harrijasotzaile"

En las costuras les he puesto un pespunte de doble carga que, además de adornar, facilita su planchado (o su no-planchado, según los casos y usos familiares). Y el resultado es este vestidito amplio, cómodo y vistoso.     

Como me gustó tanto he cosido tres casi de una sentada, cada uno con unas telas y una combinación diferente, pero como en esta familia nos gusta más hacer fotos que posar, por el momento sólo me han llegado éstas de la peque con sus ballenitas.

¿Que si es de Bilbao? ¿Y ...cómo lo habéis sabido?






22 oct. 2015

Vogue 1250. Donna Karan

Hace algún tiempo le pedí a Paco Peralta me recomendara algún patrón para una ocasión que se me presentaba, teniendo en cuenta que ya iba escasa de tiempo. Me recomendó el Vogue 1250 diciéndome literalmente que era“ fabuloso”. Un diseño de Donna Karan.





















Lo encargué, pero tardó en llegar y ya no fue posible hacerlo para la ocasión prevista, así que me lo dejé a mano esperando hincarle la aguja cuanto antes.

Al parecer, este modelo está entre los más demandados de Vogue, y creerme que no es para menos. Es un patrón muy original, de costura rapidísima.


Diseñado para ser cosido en punto bielástico. Recto, de manga caída y escote drapeado.


Va construido en dos piezas: una, que abarca todo el cuerpo y falda delanteros y también la falda trasera ("cut in one"); y la segunda pieza que es el cuerpo de la espalda. Este es el esquema de la pieza principal del patrón.


Lo fantástico del caso es que debido a esta estructura sólo lleva cuatro costuras y un pliegue en cada hombro.

Nada de pinzas en el pecho, nada de costuras laterales y nada de cierres. El conjunto va ensamblado por dos costuras traseras: una en vertical que cierra la falda, y otra en horizontal que la une al cuerpo. La forma del pecho, cintura y cadera la marca un corte que va desde la sisa a la cadera. 

Esta es la primera versión que hice.
Es curioso conseguir un vestido tan estupendo con tan escasa costura, pero claro, detrás está la genialidad de la idea.


Este tipo de diseños "todo en uno" son nuevos para mí. Inicialmente le tuve que dar unas cuantas vueltas para interpretar y visualizar bien su arquitectura, aunque una vez entendida resulta de lo más sencilla.

Modificaciones hechas al patrón

En mi caso, la mayor cantidad de tiempo la invertí modificando el patrón inicial (talla 14 en la parte superior y talla 18 en las partes media e inferior); y después, volviendo a pasar al patrón definitivo los retoques hechos en la glasilla de prueba.


Las flechas indican la costura horizontal que une
el cuerpo a la falda, y la vertical que une las
dos partes de la falda

Tengo que decir que el modelo es comodísimo de llevar. La costura vertical de la falda permite ajustarla fácilmente.


Como véis, he hecho un par de versiones veraniegas. La primera, de tanteo, aprovechando una lycra fina que tenía, pero que resultó un poco tiesa para drapear, así que el cuello me lo suelo poner hacia un lado con un broche; y la segunda en un tejido de punto bastante fino con un estampado en tres bloques bastante luminoso.

Y he hecho una tercera versión, más otoñal, pero esa la dejo para otro día.

Para mí, el coserme un vestido de Donna Karan ha sido un puntazo, la verdad. ¡¡Gracias Paco por la sugerencia!!


¿Conocéis este modelo? ¿Qué os parece?


Bueno, con él participo de nuevo en RUMS España, después de bastantes semanas sin traer nada por aquí.


16 oct. 2015

Reciclando, que es gerundio... Blusa

Armando, del Blog Skarlett, nos incita a reciclar, a dar una segunda oportunidad a esa ropa que se aburre de esperarnos día tras día, mes tras mes, temporada tras temporada..., y yo que soy una recicladora nata me apunto a esta iniciativa de la 2nd Chance. El reto es rescatar del olvido una prenda cada mes y darle nueva vida.


Me cuesta mucho desprenderme de determinada ropa, aunque no la use. Siempre digo que tengo que abordar una auténtica reforma en mi armario, aunque sólo sea por hacer sitio, pero nunca me armo del valor suficiente.

Sin embargo, al reciclarla es como si, de alguna manera, mi lealtad hacia ella se mantuviera a salvo; esa tela sigue viviendo reencarnada en lo que sea. Quienes seguís mi blog, ya conocéis algunos ejemplos de lo que digo.


Pues bien, una prenda que dejé de lado hace años es la camisa, en el sentido más tradicional de la palabra: su cuello “camisero”, su manga larga con puño, su corte recto… De ellas todavía sigo guardando unas cuantas. 

Para la ocasión he escogido esta porque su estampado asimétrico y un poco impresionista me encantaba, también sus colores.


Así es que ha sido la elegida para el “cambio radical”: he buscado entre mis telas una a contraste, he ampliado el escote, cambiado el cuello, cortado y  fruncido las mangas, he entallado un pelín en la cintura, he añadido unos “cuchillos” laterales para dar más amplitud a la zona de la cadera y he recortado su largo.


De todo ello ha resultado lo que véis. ¿Qué os parece?




Si te interesa el proyecto, que además de lo ya dicho reserva otras sorpresas, puedes enlazar a esta página de Facebook y participar con todos nosotros. Seguro que tu armario estará contento y tú también.


Y mientras tanto, si quieres, puedes darte un paseíto por el resto de blogs participantes, y ver sus interesantes propuestas:



Nos vemos... ¡Hasta pronto!