25 jun. 2015

¿Qué tal un "Capuccino"? RUMS España #26

Tengo una gran debilidad por la manga japonesa, en cualquiera de sus largos. Me gusta por su sencillez de ejecución y por su amplitud y su comodidad al llevarla puesta. Me parece mucho más natural que la manga pegada. 


Por lo que yo llevo cosido, diría que con este tipo de manga sólo hay que tener una pequeña prevención: como generalmente el hombro suele irse hacia atrás, es conveniente hacer una ligera modificación en el patrón. En el siguiente esquema de Juana María Checa se aprecia perfectamente: al hombro del delantero se le resta un centímetro, que se da al hombro de la espalda.

Esquema obtenido en el Blog "Patrón y Costura"

Vale la pena comprobarlo siempre, porque he visto patrones del Burda o Moda de Pasarela, que no lo tienen en cuenta y hacen exactamente igual las dos partes del cuerpo; sin embargo, en el resultado final se nota.

Pues bien, hoy os traigo este Capuccino, de Liesl+Co. Patterns, en versión túnica, con manga japonesa corta.


También permite la opción vestido, que incorpora bolsillos en el mismo corte central y, como se puede ver, la manga en dos largos.


Confieso que cuando vi inicialmente el modelo no me llamó demasiado la atención, pero tengo que reconocer que después de ver varios ya hechos, cambié de opinión.

Como casi todos los patrones de Liesl Gibson, se entalla a la altura del pecho, y se suelta luego hacia abajo dejándolo más bien holgado a la altura de la cadera.


No obstante, por mi experiencia y según he visto en otras fotos colgadas en la red, creo que este patrón resulta un poco escaso de talla, el frunce del pecho ajusta bastante. En mi caso utilicé la talla 12, que es la correcta según mis medidas, pero los márgenes de costura he tenido que reducirlos a los 0,7 cm. de la overlock, en vez del 1,5 cm. que indica el patrón. Debí de haber cogido la talla siguiente: Aviso para navegantes.


He utilizado un lino color camel que ya empleé el año pasado aquí en otro color y me gustó mucho. Lleva algo de mezcla de rayón, con lo que adquiere un aspecto ligeramente satinado y, además, se arruga bastante menos que el lino 100%. Lo compré en Telaria.


Como la tela de que disponía no era suficiente, además del cuello y vuelta de las mangas a contraste, también le puse una pieza en todo el largo del centro de la espada, de forma trapezoidal de efecto similar a la del delantero, con una gasa estampada a la que he dado un poco de cuerpo incorporado una entretela muy ligera.



Y esta es mi vuelta a las agujas, después de que mi pie me haya tenido varias semanas a medio gas... Nos vemos en RUMS?