22 oct. 2015

Vogue 1250. Donna Karan

Hace algún tiempo le pedí a Paco Peralta me recomendara algún patrón para una ocasión que se me presentaba, teniendo en cuenta que ya iba escasa de tiempo. Me recomendó el Vogue 1250 diciéndome literalmente que era“ fabuloso”. Un diseño de Donna Karan.





















Lo encargué, pero tardó en llegar y ya no fue posible hacerlo para la ocasión prevista, así que me lo dejé a mano esperando hincarle la aguja cuanto antes.

Al parecer, este modelo está entre los más demandados de Vogue, y creerme que no es para menos. Es un patrón muy original, de costura rapidísima.


Diseñado para ser cosido en punto bielástico. Recto, de manga caída y escote drapeado.


Va construido en dos piezas: una, que abarca todo el cuerpo y falda delanteros y también la falda trasera ("cut in one"); y la segunda pieza que es el cuerpo de la espalda. Este es el esquema de la pieza principal del patrón.


Lo fantástico del caso es que debido a esta estructura sólo lleva cuatro costuras y un pliegue en cada hombro.

Nada de pinzas en el pecho, nada de costuras laterales y nada de cierres. El conjunto va ensamblado por dos costuras traseras: una en vertical que cierra la falda, y otra en horizontal que la une al cuerpo. La forma del pecho, cintura y cadera la marca un corte que va desde la sisa a la cadera. 

Esta es la primera versión que hice.
Es curioso conseguir un vestido tan estupendo con tan escasa costura, pero claro, detrás está la genialidad de la idea.


Este tipo de diseños "todo en uno" son nuevos para mí. Inicialmente le tuve que dar unas cuantas vueltas para interpretar y visualizar bien su arquitectura, aunque una vez entendida resulta de lo más sencilla.

Modificaciones hechas al patrón

En mi caso, la mayor cantidad de tiempo la invertí modificando el patrón inicial (talla 14 en la parte superior y talla 18 en las partes media e inferior); y después, volviendo a pasar al patrón definitivo los retoques hechos en la glasilla de prueba.


Las flechas indican la costura horizontal que une
el cuerpo a la falda, y la vertical que une las
dos partes de la falda

Tengo que decir que el modelo es comodísimo de llevar. La costura vertical de la falda permite ajustarla fácilmente.


Como véis, he hecho un par de versiones veraniegas. La primera, de tanteo, aprovechando una lycra fina que tenía, pero que resultó un poco tiesa para drapear, así que el cuello me lo suelo poner hacia un lado con un broche; y la segunda en un tejido de punto bastante fino con un estampado en tres bloques bastante luminoso.

Y he hecho una tercera versión, más otoñal, pero esa la dejo para otro día.

Para mí, el coserme un vestido de Donna Karan ha sido un puntazo, la verdad. ¡¡Gracias Paco por la sugerencia!!


¿Conocéis este modelo? ¿Qué os parece?


Bueno, con él participo de nuevo en RUMS España, después de bastantes semanas sin traer nada por aquí.