28 oct. 2015

"Carousel dress", de Oliver + S ("Harrijasotzaile")

Tengo guardado en el cajón este patrón prácticamente desde que Liesl Gibson lo sacó y me quedé prendada de la cantidad de posibilidades que tiene.


Es verdad que son bastantes piezas, pero no tiene costuras curvas ni recovecos, ni cosas complicadas, vaya que se cose sin sentir.



Puede servir para verano, pero también para tiempo más fresco según el tejido que utilicemos. Además su manga amplia y su escote bastante subido, permiten una camiseta o suéter debajo. O sea, que otro modelo “todoterreno”.


Como digo, un escote a la caja rematado por un biés, y en la espalda una pequeña abertura para poder meter la cabeza, que cierra mediante un botón con presilla.

El cuerpo, en su parte superior, lleva un panel central y dos paneles laterales que dan forma trapezoidal al vestido; en su base se insertan dos bolsillos cuadrados, bien grandes ellos; mientras que la espalda va en una pieza.


Lleva una amplia manga ranglan con su pinza en el hombro, y un largo que queda a la altura del codo, pero que se puede alargar con una vuelta o un simple borde, según nos guste o según el propio grosor de la tela.

Y si lo dejamos ahí, puede ser una túnica graciosa para llevar con leggins o pantalones, tal que así:


Si lo continuamos como vestido, se incorpora en su parte inferior un panel transversal con el que se puede jugar para dar el largo deseado. Puede ser liso, continuando la forma trapezoidal del vestido, o puede ir fruncido, opción ésta última más interesante si utilizamos tejidos de peso ligero como algodón tipo patchwort, batista, etc.

"Harrijasotzaile"

En las costuras les he puesto un pespunte de doble carga que, además de adornar, facilita su planchado (o su no-planchado, según los casos y usos familiares). Y el resultado es este vestidito amplio, cómodo y vistoso.     

Como me gustó tanto he cosido tres casi de una sentada, cada uno con unas telas y una combinación diferente, pero como en esta familia nos gusta más hacer fotos que posar, por el momento sólo me han llegado éstas de la peque con sus ballenitas.

¿Que si es de Bilbao? ¿Y ...cómo lo habéis sabido?






22 oct. 2015

Vogue 1250. Donna Karan

Hace algún tiempo le pedí a Paco Peralta me recomendara algún patrón para una ocasión que se me presentaba, teniendo en cuenta que ya iba escasa de tiempo. Me recomendó el Vogue 1250 diciéndome literalmente que era“ fabuloso”. Un diseño de Donna Karan.





















Lo encargué, pero tardó en llegar y ya no fue posible hacerlo para la ocasión prevista, así que me lo dejé a mano esperando hincarle la aguja cuanto antes.

Al parecer, este modelo está entre los más demandados de Vogue, y creerme que no es para menos. Es un patrón muy original, de costura rapidísima.


Diseñado para ser cosido en punto bielástico. Recto, de manga caída y escote drapeado.


Va construido en dos piezas: una, que abarca todo el cuerpo y falda delanteros y también la falda trasera ("cut in one"); y la segunda pieza que es el cuerpo de la espalda. Este es el esquema de la pieza principal del patrón.


Lo fantástico del caso es que debido a esta estructura sólo lleva cuatro costuras y un pliegue en cada hombro.

Nada de pinzas en el pecho, nada de costuras laterales y nada de cierres. El conjunto va ensamblado por dos costuras traseras: una en vertical que cierra la falda, y otra en horizontal que la une al cuerpo. La forma del pecho, cintura y cadera la marca un corte que va desde la sisa a la cadera. 

Esta es la primera versión que hice.
Es curioso conseguir un vestido tan estupendo con tan escasa costura, pero claro, detrás está la genialidad de la idea.


Este tipo de diseños "todo en uno" son nuevos para mí. Inicialmente le tuve que dar unas cuantas vueltas para interpretar y visualizar bien su arquitectura, aunque una vez entendida resulta de lo más sencilla.

Modificaciones hechas al patrón

En mi caso, la mayor cantidad de tiempo la invertí modificando el patrón inicial (talla 14 en la parte superior y talla 18 en las partes media e inferior); y después, volviendo a pasar al patrón definitivo los retoques hechos en la glasilla de prueba.


Las flechas indican la costura horizontal que une
el cuerpo a la falda, y la vertical que une las
dos partes de la falda

Tengo que decir que el modelo es comodísimo de llevar. La costura vertical de la falda permite ajustarla fácilmente.


Como véis, he hecho un par de versiones veraniegas. La primera, de tanteo, aprovechando una lycra fina que tenía, pero que resultó un poco tiesa para drapear, así que el cuello me lo suelo poner hacia un lado con un broche; y la segunda en un tejido de punto bastante fino con un estampado en tres bloques bastante luminoso.

Y he hecho una tercera versión, más otoñal, pero esa la dejo para otro día.

Para mí, el coserme un vestido de Donna Karan ha sido un puntazo, la verdad. ¡¡Gracias Paco por la sugerencia!!


¿Conocéis este modelo? ¿Qué os parece?


Bueno, con él participo de nuevo en RUMS España, después de bastantes semanas sin traer nada por aquí.


16 oct. 2015

Reciclando, que es gerundio... Blusa

Armando, del Blog Skarlett, nos incita a reciclar, a dar una segunda oportunidad a esa ropa que se aburre de esperarnos día tras día, mes tras mes, temporada tras temporada..., y yo que soy una recicladora nata me apunto a esta iniciativa de la 2nd Chance. El reto es rescatar del olvido una prenda cada mes y darle nueva vida.


Me cuesta mucho desprenderme de determinada ropa, aunque no la use. Siempre digo que tengo que abordar una auténtica reforma en mi armario, aunque sólo sea por hacer sitio, pero nunca me armo del valor suficiente.

Sin embargo, al reciclarla es como si, de alguna manera, mi lealtad hacia ella se mantuviera a salvo; esa tela sigue viviendo reencarnada en lo que sea. Quienes seguís mi blog, ya conocéis algunos ejemplos de lo que digo.


Pues bien, una prenda que dejé de lado hace años es la camisa, en el sentido más tradicional de la palabra: su cuello “camisero”, su manga larga con puño, su corte recto… De ellas todavía sigo guardando unas cuantas. 

Para la ocasión he escogido esta porque su estampado asimétrico y un poco impresionista me encantaba, también sus colores.


Así es que ha sido la elegida para el “cambio radical”: he buscado entre mis telas una a contraste, he ampliado el escote, cambiado el cuello, cortado y  fruncido las mangas, he entallado un pelín en la cintura, he añadido unos “cuchillos” laterales para dar más amplitud a la zona de la cadera y he recortado su largo.


De todo ello ha resultado lo que véis. ¿Qué os parece?




Si te interesa el proyecto, que además de lo ya dicho reserva otras sorpresas, puedes enlazar a esta página de Facebook y participar con todos nosotros. Seguro que tu armario estará contento y tú también.


Y mientras tanto, si quieres, puedes darte un paseíto por el resto de blogs participantes, y ver sus interesantes propuestas:



Nos vemos... ¡Hasta pronto!



8 oct. 2015

Poche-Carola

Este es el último diseño de Charo Murciano, la emperatriz del bolso.


Este Poche-Carola es todo un señor bolso: con una gran capacidad interior, lleno de bolsillos tanto  exteriores como interiores, con unas asas de media altura que te permite llevarlo colgado o no, según tu gusto, y con una cremallera que cierra todo el largo del bolso. Vamos, una hermosura.


Los bolsillos exteriores son de fuelle, lo que amplía mucho su espacio.



El patrón, que en breve podrás adquirir en Etsy, incluye un tutorial minucioso como sólo Charo sabe hacer. Y cuando terminas, no solo tienes un bolso estupendo, sino que además has aprendido un montón de técnicas interesantes que puedes utilizar para muchos otros proyectos: como por ejemplo la realización de distintos tipos de bolsillos: al menos se incluyen tres diferentes.


Ahora ya está en manos de su propietaria: Regina. Ella es mi amiga de los miércoles por la tarde -dicho así parece que tenga una amiga para cada día de la semana…-, pero es que Regina y yo tenemos actividades comunes esa tarde.

Como es maestra, suele ir cargada con carpeta, cuadernos, o trabajos de los alumnos. Así es que me pareció que este Poche-Carola tendría capacidad bastante para ella.


El tejido es un algodón tratado en su cara exterior, de manera que queda impermeabilizado; sin embargo resulta muy suave y flexible y muy agradable al tacto. El forro interior es un algodón con cuerpo pero de unos colores luminosos que me gustaron mucho. Ambas telas entreteladas.


Y como Regina es persona atenta a las emociones, aquí tiene un buen catálogo de todas ellas, porque no solo de pan vive el hombre...




5 oct. 2015

Donna Karan

Una de las cosas que nunca conseguí hacer en mi vida de “mamá trabajadora” fue prepararme cada noche el vestuario del día siguiente: para cuando terminaba de dejar organizada la ropa y la mochila del colegio de mi hija, preparada la comida para mañana, tendida y/o recogida la colada, despejado el lavavajillas, etc. etc..., para entonces, ya estaba demasiado agotada para pensar en mi ropa.



Así es que a la mañana siguiente, bien temprano, medio en penumbra, buscaba en mi armario qué ponerme, comprobaba a la luz del pasillo que esa falda combinara con esa blusa y que además estuviera en condiciones. Después un rápido desayuno de pie, casi en la puerta de casa, coger la chaqueta y salir corriendo; y ya en el ascensor, mientras me miraba al espejo para pintarme los labios –costumbre que todavía arrastro-, solía acabar pensando que necesitaba prendas que no tenía… ¿A alguien le suena esto?

Donna Karan - Ann street Studio

En ese punto, aunque con algunos años de retraso, tuve referencia de Donna Karan y quedé seducida por su proyecto 7 easy pieces, a pesar de que por entonces no me interesaba ni de lejos el mundo de costura, ni mucho menos el de la moda.


Esta neoyorkina cuya firma comercial (DKNY) es sobradamente conocida, no ha sido una diseñadora al uso, se puede decir que, en cierto modo, revolucionó la vestimenta de la mujer durante los años 80-90.

Su renombre hizo que fuera solicitada por artistas y personajes conocidos (Barbra Streisand, Demi Moore, Gwyneth Paltrow, Lady Di, Hillary Clinton,…), pero su trabajo significó mucho más que el vestir a quienes se podían permitir trajes caros.

Hillary Clinton. Cold shoulder dress
Gwyneth Paltrow

















Karan fue capaz de idear la ropa para una mujer que se abría paso en el competitivo mundo de la Empresa, que por razones obvias, no disponía de mucho tiempo para tener un vestuario siempre adecuado a las distintas ocasiones que se le presentaban, y que tampoco podía permitirse grandes y costosos diseños.



















Fue en 1985 cuando presentó en su pasarela esta propuesta que caló rápidamente entre las mujeres estadounidenses: 7 easy pieces (7 prendas básicas).


Con estas 7 prendas como fondo de armario, Donna aseguraba que cualquier mujer podía vestirse para cualquier ocasión, en cualquier época del año, y temporada tras temporada. Eran prendas básicas que podían ser complementadas con otras, o simplemente intercambiarse entre sí. Su adecuada y sencilla combinación permitiría a la mujer estar siempre perfectamente presentable.

Utilizaba como base el color negro, o en todo caso el gris, tonos neutros para poder combinar con cualquier otro.

Así es que esta fórmula me abrió los ojos: no es que necesitara más ropa, sólo necesitaba prendas “comodín”, que hicieran más coordinables y usables las que ya tenía. Evidentemente, esto no era New York, ni yo me jugaba un gran puesto en una gran empresa...; no voy a decir que la seguí al pie de la letra, pero sí supuso un cambio cualitativo que optimizó mi armario y que alivió ese levantarte-y-vestirte-cada-mañana-con-los-ojos-pegados.


Entendí que el ropero puede ser más que una simple sucesión de prendas independientes unas de otras; y que si las ponemos en correlación, la tarea de vestirnos cada mañana podía ser mucho más sencilla y los resultados mucho mejores, sin que nuestro vestuario tuviera que ser excesivamente amplio.


Y un elemento que no debía pasarse por alto: era muy importante que se tratara de tejidos de calidad, esto es lo que, a fin de cuentas, daba empaque al vestuario. En este punto hice lo que pude: es verdad que prefería calidad a cantidad, pero debo de reconocer que no siempre fui del todo fiel a este principio.

Desde entonces, y a pesar de una lógica evolución a lo largo de los años, siempre he contado con el auxilio de diversos pantalones negros en sus distintas vertientes: calle, trabajo, eventos. También distintas chaquetas negras: blasier entalladas, de punto, otras algo más festivas. Faldas y algún que otro vestido negro. 


Los pañuelos o pañoletas en sus tonos neutros siempre me han acompañado y me han resultado de una gran utilidad, bien utilizados como chal, o simplemente para abrigar la garganta bajo el chaquetón.


Después de Donna Karan, el concepto de capsule wardrobe, ha sido recurrentemente utilizado –aunque con múltiples variantes- por el mundo del diseño, refiriéndose siempre a ese conjunto de prendas esenciales que facilitan el vestir diario, y que no deberían de faltar en cualquier guardaropa.



Algunos blogs conocidos, como el de Colettehan tratado ampliamente este tema en una sucesión de entradas que me han parecido, al menos, ilustrativas. Y Luisa, del blog El Hilo en el Alambre, también nos regala de vez en cuando valiosas anotaciones a tener en cuenta para mejorar y racionalizar nuestro vestuario (aquí y aquí).


Aquí nos hemos centrado en los diseños basados en las 7 easy pieces, pero Karan tiene multitud de inspiradores diseños, algunos de los cuales puedes encontrar aquí.
- - - - - - - - -

Y tus básicos ¿cuáles son?



1 oct. 2015

Leggins

En los dos últimos años he cosido un montón de leggins para las niñas. Y es que es una prenda la mar de socorrida para vestir a los peques de diario, y sobre todo para llevarles al cole.


No se calienta uno demasiado la cabeza, unos leggins y cualquier jersey, camiseta, túnica, bata, incluso vestido… y ¡listo!
Son mucho más cómodos que los pantalones y, al estar hechos en tejido elástico pueden ser más ajustados y calentitos, y se pueden llevar casi con cualquier ropa por encima.
Yo he hecho varios en punto de Lillestoff, con un estampado que en ocasiones combinaba con prendas superiores. Por ejemplo estas manzanitas de Blancanieves:


También este punto que recuerda al cuadrito tipo vichy, que combiné con las mangas de la camiseta:























He hecho otros para “multicombinar”, por ejemplo este punto grueso imitando a vaquero:







O este estampado a rayas en dos tonos de gris, que admite cualquier color liso en la parte superior:

 

Este  otro en gris liso, utilizable para prendas varias:


Y estos otros, de neopreno, hechos “bajo demanda” con corazones varios…




















Pues creo que todavía he hecho alguno más...


Patrón: Oliver + S: Playtime. Se puede adquirir en Telaria