26 feb. 2016

Bolso reciclado. 2nd Chance


Hace algunos fines de semana me decidí a dar una vuelta en profundidad a mi armario, tarea que siempre voy posponiendo porque me cuesta mucho desprenderme de ciertas prendas. Pero ahora, estaba decidida a ello y empecé a sacar todo aquello que llevaba tiempo sin utilizar por cuestión de talla, de moda o de gusto. Saqué un montón de ropa haciendo de ella el mejor reparto que pude.

Aún así, todavía me reservé algunas –pocas- para reciclar…

Entre ellas, una chaqueta de piel a la que tengo muchísimo cariño por las circunstancias en que la compré, pero que llevaba muchos años sin utilizar. La reservé porque hace tiempo que tengo cierta curiosidad por probar a coser piel, comprobar si mi máquina la admite bien, qué problemas se me presentan, y cuál es el resultado…


Así que decidí reutilizar sus mangas y coserme un bolso “tote”. Esta idea de pasar de mangas a bolso, ya la había experimentado aquí: las mangas te aportan un espacio amplio y de una anchura bastante proporcionada a mi necesidad, sin tener que hacer demasiadas uniones.


Lo combiné con algunos elementos (asas, remate superior y aplicaciones) de un bolso negro que también iba a desechar.

Y este es el resultado.





El forro utilizado es el mismo que ya tenía la chaqueta, un azul tornasolado muy bonito. En la parte interior le he conseguido incorporar el bolsillo interno de cremallera que tenía la propia chaqueta. Luego le he añadido en tela estampada unos bolsillos abiertos para poner el móvil, las llaves, la agenda...




Utilicé en todo momento el prensatelas de arrastre superior, aunque a veces la cara interior de la piel corría con dificultad. 

También usé agujas específicas para piel, pero a pesar de ello cuando tenía que coser varias telas juntas se me saltó alguna que otra puntada. Tuve que remediarlo repasando esas puntadas a mano.

Bueno, he satisfecho la curiosidad, aunque no creo que la repita demasiado…

Y si te gusta el reciclaje, seguro que disfrutarás echando una ojeada a todo lo que sale en esta edición de 2nd Chance, en el que participan los siguientes Blogs:






9 feb. 2016

Recapitulando

Siempre me da cierta pereza hacer recuento de lo hecho en un periodo, recopilar, volver la vista atrás y valorar… Creo, sinceramente, que es un ejercicio conveniente e interesante, que te da cierta perspectiva sobre tu propio trabajo, pero la verdad es que esa desgana hace que siempre acabe posponiéndolo. Creo que soy más bien de mirar adelante, pensar en otros proyectos, enfrascarme en cosas nuevas, por aquello de que “lo hecho, hecho está”.



En fin, que cuando me quiero dar cuenta ya ha pasado el momento de recopilar...

Sin embargo, como digo, me parece positivo, así es que en esta ocasión voy a intentar disciplinarme y a ver si antes de que nos metamos en verano soy capaz de hacer balance de lo que el año pasado ha dado de sí, costurilmente hablando.




Gracias a RUMS, todo hay que decirlo, he ido sustituyendo prendas que ya me habían quedado fuera de talla, sin necesidad de ir de compras. Y con ello la posibilidad de coser con los tejidos y/o estampados que me gustan y los patrones que se me antojan (he poblado mi armario de camisetas, suéters, blusas y blusones varios…, algunos los he blogueado, otros los he dejado, ya que repetía patrones y me parecía que ya era pasarse un poco).


1 y 2. Draped top; 3.Todas de la Revista Ottobre 5/2014 modelo 17; 4.camisa reciclada; 5.Capuccino tunic;
6.blusas manga japonesa; 7.Weekend get away



En general voy perdiendo el miedo a coserme vestidos a pesar de tener que modificar prácticamente todos los patrones.

Salvo el Lady Skatter, del que ya he cosido anteriormente un par de versiones, el resto son patrones nuevos. Coserme vestidos es lo que más satisfacción me da, porque excepto honrosas excepciones, pocas veces he logrado que los comprados me quedaran del todo bien (esas dos tallas de diferencia entre la parte superior e inferior del cuerpo). Eso sí, en todos los casos he hecho una glasilla de prueba, para comprobar, por si las moscas... Pero ahora puedo llevar vestidos de punto con toda tranquilidad, antes no.


1.Lady Skatter; 2.Revista Ottobre 5/2011 modelo 17; 3.Draped Tunic;  4.Vogue 1250; 5.Cinema dress




Intento concentrarme en conseguir buenos acabados, pongo bastante interés, pero sigo remallando las costuras. He descubierto que forrarlas con biés deja unas costuras impecables con un aspecto limpio y precioso, a ver si me mentalizo, al menos para algunas prendas especiales. Creo que estos detalles marcan la diferencia.

Hasta el momento la Unique Jacket es la "única" chaqueta que he cosido, así que me esmeré bastante, incluso ribeteé con biés el forro; no lo había hecho nunca, y me encantó el resultado.




Unique Jacket










Tengo que vencer la pereza que me da coser a mano, y eliminar de una vez el pespunte y la fliselina en los bajos.


Poncho con cuello "Balican"



De Cosiendo y Aprendiendo he cosido una mochila y el Poche Carola, un pedazo bolso, grande, lleno de bolsillos, que no es que me resultara especialmente fácil, pero gracias al cual aprendí un montón de técnicas nuevas. Y de las mochilas Pandielleando llevo hechas no se cuántas, son rápidas, graciosas, y a las crías les encanta...

1.Mochila "para papá"; 2.Poche-Carola; 3, 4 y 5. Mochilas Pandielleando




Pero lo que me gusta más, más, mucho más, es coser para las niñas: una ropa tan pequeña, tan manejable, de tan bonito resultado, y la tranquilidad de que, oye, no pasa nada si hay un centímetro arriba o abajo. Y si encima, luego les gusta y la disfrutan…

1.Play time túnic y leggins; 2.Vogue 1455; 3.Sudaderas Revista Ottobre 3/2014 modelo 22;
4.Knit dress; 5.Carousell dress; 6.Hula hoop skirt; 7.Revista Ottobre 1/2015 modelo 15


1.Chaquetas de punto manga japonesa; 2.Carousell dress; 3 y 4.Hula hoop skir (reversible); 5.Bata de pintura


Chaqueta manga japonesa; Detalle bolsillo en costura; detalle bolsillo parche




Métele mano al bolsillo


El mejor babero del mundo entero


Tengo que admitir que tengo por ahí, esperando inspiración y ganas, más de un proyecto fallido: alguno apartado ya en su fase final, otros rondando en mi cabeza, sin ser capaz de darles forma definitivamente...



Pero, en todo caso, he cosido más de lo que recordaba, más de lo que aquí he fotografiado y más incluso de lo que he blogueado.



Y seguimos...




4 feb. 2016

Gallery Blouse, de Liesl + Co.



Como seguramente ya sabréis a estas alturas, me encantan las camisolas, o sea, esa prenda para llevar por fuera del pantalón, más bien suelta, que no marque demasiado en cintura ni cadera. Me resultan muy socorridas y además comodísimas para el verano y entretiempo –que en esta zona mediterránea son muchos meses al año-.


Quedaron atrás, en otra época, las blusas “metidas por dentro”… ¡Qué le vamos a hacer, son cosas de la edad y de la talla!.


Suelo llevarlas con pantalones normalmente oscuros –muchas veces negros-, con lo que son muy fáciles de combinar.

Tengo algún que otro modelo de Liesl Gilbson, y de ella misma es este que hoy os muestro.


Es el modelo  Gallery Blouse. Cuello de tira, tipo Mao, abierto en el escote con tira que termina en un pequeño pliegue central. Manga larga o tres cuartos, con puño, y otro pliegue en la espalda.


El bajo es ligeramente más largo en la espalda, y va redondeado hacia las costuras laterales. Y se puede hacer en versión túnica o como vestido.


Me gustó mucho el tejido del prototipo, esos cuadritos de vichy en blanco y negro, cuya tela además tenía guardada en espera de un-no-sé-qué. Así que ya le llegó el turno.

Para dar un poco de luz a la cara le puse la vuelta del cuello y del escote en blanco. También en blanco los puños, que no cerré con botón como el modelo, porque me da la posibilidad de llevarlos también vueltos si llega el caso.


Después de estrenada, pensé que necesitaba algo más de luz, así que le añadí las estrellitas en la pechera. ¡¡Mucho mejor!!

La siguiente versión irá en colorines ¡palabra!.