13 abr. 2017

Sudadera malva "Hide Away", de la Revista Ottobre. RUMS España #15/17




Tengo que decir que en esta sudadera lo primero que destaca es la tela: tiene pinta de suave y amorosa pero es que, además, lo es. 

Es de esas que te invita a tocarla nada más verla, y así lo han hecho los más próximos sin cortarse un pelo ("ay, ay,  que aspecto tan agradable...") y los demás creedme se han quedado con ganas, ya os lo digo.😊😊😊


Se trata de un tejido de punto sudadera de algodón orgánico, de Lillestoff, comprado en Telaria, al igual que la tela de puño a contraste. Creo que ambos colores han sido un acierto, a pesar de que hay poco o nada de ellos en las perchas de mi armario.

En cuanto al patrón, es el Modelo Hide Away de la Revista Ottobre Design Mujer 2/17. Se me tiró a los ojos al abrir la revista, lo mismo que debió ocurrirles a buen número de "blogstureras", según hemos podido ir viendo en lnstagram estas últimas semanas. Tiene dos elementos muy originales: la capucha, que se cruza delante, y los cortes curvados laterales en cuyas costuras se insertan sendos bolsillos.


















En mi caso, como suelo hacer en la mayor parte de las prendas, he utilizado la Talla 44 para la parte superior y la 46 a partir de la cintura, pero ha sido una modificación sencilla y que ha quedado bien a la primera.

Esta capucha me gusta mucho, sienta muy bien, pero la he eliminado ya que para este tiempo me resulta más ponible sin ella. He ampliado un poco el escote y le he puesto una tira elástica rematada con un doble pespunte, sin más.


Las "partes de arriba" normalmente me las suelo hacer en tela estampada, así que me veía un poco sosángana tan monocroma, de manera que remarqué los cortes laterales con una puntada decorativa para animar un poco.



También he acortado el largo, porque en mi caso lo llevaré con pantalones no con leggins.


Y como cuando compré la tela no sabía cuál sería su destino, compré sólo 1,20 m. y me ha venido tirando a justa. Menos mal que el ancho de la tela es de 1,60 m. Aún así, he tenido que empalmar las mangas -eso sí, he intentado hacerlo con un poco de arte-.


El resultado final me encanta: es bonita, cómoda, suave y luminosa ¡hay quien dé más!😄😄.



Por cierto, en el Blog de Fans de Ottobre podéis ver muchas versiones de esta sudadera, pero a mí me ha encantado ésta de Ionane Hamaika Jostura.

16 mar. 2017

Camiseta cuello doble. RUMS España #11/17

 

Siempre he tenido tendencia a sufrir de faringitis, así que en invierno suelo llevar algo al cuello, generalmente un pañuelo, un fular, últimamente una "infinity scarf" de lanita fina... Y es que -aunque mi familia se burla de mí- el "relente mediterráneo" es muy traicionero.

 

Eso sí, en cuanto entro a un lugar cerrado me lo tengo que quitar de inmediato. Así que, dada la situación, no me sirven los cuellos vueltos sin más. Otra solución que me gusta son los cuellos grandes, que se puedan subir o desbocar fácilmente, también tengo algunos de ellos en jerseys y vestidos, pero no en camisetas.

Así que aproveché este lindo y amoroso punto comprado hace algunos meses en Telaria, y lo combiné con un punto de jersey en color dorado que me parecía muy a propósito y que adquirí hace algún tiempo en mi comercio local preferido.

                         
El patrón de la camiseta es el que me hago siempre: manga ranglan, mod. 4 de la Revista Ottobre 5/2013, puedes ver algunas aquí y aquí. El patrón ya lo modifiqué en su momento, de manera que es una costura rapidisima. Simplemente voy cambiando los escotes o los cuellos.


Quería justamente este cuello, así que me hice un patrón que retoqué varias veces hasta conseguir lo que buscaba.


Es un cuello doble: por dentro el mismo punto de la camiseta, y por fuera el punto jersey del que también saqué los puños.


Le puse un botón alargado de madera de esos típicos de trenca -no se si tienen un nombre específico-; si lo abrocho queda todo lo cerrradito que yo quiera, y si lo abro se desboca lo necesario para no agobiarme.



  
 




Y ahora me acompañáis a dar un paseo por RUMS España??






2 mar. 2017

"Sydney Jacket" en neopreno de doble faz. RUMS España #9/17

Esta es la primera prenda que coso de Tessuti sewing patterns, a pesar de que me gustan todos sus patrones.


Está diseñada para ser elaborada en un tejido que no deshilache, porque en principio no lleva dobladillos ni remates en los bordes: puede ser lana cocida, punto roma o, como en mi caso, neopreno. 


1. El patrón:

Se trata de un chaquetón más bien larguito y suelto, amplia solapa, manga ranglan que cae por encima del codo, canesú en la espalda y bolsillos.


Como generalmente se trata de un tejido más bien gordito, para evitar engrosamiento en las costuras, éstas van montadas, o sea se solapa una tela sobre la otra y se pasa el pespunte. Aunque en algunas zonas yo le puse pespunte doble para reforzar o, como en los casos de los bordes, para decorar un poco y no dejarlas cortadas sin más.


Lleva una pinza marcando el hombro:


Resulta especialmente interesante el canesú trasero que se prolonga como parte superior de la manga. Además le da un poco de alegría a las líneas tan sobrias del patrón.


2. Modificaciones realizadas al patrón:

Las mangas: 
 

La primera modificación a destacar es el alargamiento de las mangas. Muy sencillo de realizar: sólo alargué 25 cm. el canesú y la pieza inferior de la manga. No hubiera sido necesario tanto, pero quería volver la bocamanga para jugar con el contraste. Me queda una manga de 7/8.

Ya me quité el capricho de desmangado invernal en este otro chaquetón... Así que ahora, con mangas, que todavía estamos en invierno.



El largo:

La acorté alrededor de 15 cms. dejando el largo que suelo llevar habitualmente, que es el que me resulta más cómodo, ya que por aquí no se precisa demasiado abrigo.


  
Los bolsillos:

El diseñador propone en sus instrucciones un bolsillo de ojal, sin más terminación que un pespunte, tal y como se ve. Muy fácil de ejecutar.


En mi caso, preferí  hacer los bolsillos con tapetas, para que quedaran más resistentes y un poco más rematados. Y para que no tuvieran demasiado grosor, el saco de bolsillo lo he puesto de tela de punto de roma, algo más fina que el neopreno utilizado.



Los remates:

También me ha parecido mejor -cuestión de manías- rematar los bordes un poco. Simplemente, le he puesto un doble pespunte todo alrededor de la chaqueta, no con agujas gemelas que por detrás queda una especie de zig-zag, sino dos pespuntes paralelos a 5 mm.


3. El tejido utilizado:

Se trata de un neopreno de doble cara, que compré hace meses en un comercio local amigo -que frecuento "demasiado" a menudo- porque me encantó nada más verlo, pero sin saber entonces qué uso le daría.


Debe de tener unos 2 mm. de grosor, es suave y con cierta caída, no resultando demasiado tieso. 

Abrigar?, bueno pues no es exactamente un tejido -tampoco lo es el patrón elegido- que yo me pondría en el mes de enero castellano. Pero por estos lares mediterráneos es un buen recurso. Creo que resulta bastante polivalente, encima de un vestido un poco más arreglado, o con pantalones en plan de sport.


4. La costura:

Ya hablé del neopreno hace algún tiempo, en esta entrada, en la que explicaba las características del tejido y la forma en que lo había cosido.

Ahora tampoco tengo que añadir mucho más, sólo indicar que, al tratarse de un neopreno más grueso, he utilizado una aguja de Microtex. Estas tienen una punta muy fina y afilada que hacen agujeros más pequeños, y está especialmente indicada tanto para tejidos muy finos -seda, gasa...-, como para tejidos más densos. 


En realidad he utilizado ésta porque la tenía en casa, pero también probé con buen resultado una aguja normal para coser punto.

He cosido con un prensatelas normal porque mi máquina no ha necesitado otro; pero puede que algún tipo de máquina requiera un prensatelas de arrastre superior, dado el grosor del tejido. Es cuestión de probar un poco.

En todo caso se cose maravillosamente bien. (🙋¡Aquí una defensora del neopreno!)


Mi conclusión es que se trata de una costura muy muy rápida y de un resultado estupendo. El patrón funciona muy bien, tiene instrucciones en inglés con muchas fotografías.

Más que contenta¡¡


23 feb. 2017

Vestido Burda. Cosiendo en compañía

    
Este es un vestido que coso junto a Mari Paz Orihuela, del Blog Pespunteando Costuras, a quien seguro que casi todas vosotras conocéis. Gaditana, amante de su tierra y de su fiesta -sólo hay que ver sus últimas entradas sobre el Carnaval de Cádiz, ¡interesantísimas, no os las perdáis!-. 

                                  

Conozco a Mari Paz desde hace años, virtualmente hablando, claro. Ya daba cuenta de ello en esta entrada cuando su Blog alcanzó el primer año de vida. Pero su afición a la costura viene de mucho antes, tiene una maestría que se nota en los proyectos que aborda -aquí uno de los últimos: una chaqueta "vintage" de cuadros, con todas sus dificultades...-

                                    

Pues eso, que me propuso coser juntas una prenda, y claro me tiré de cabeza: todo un honor para mí, que soy de costura sencilla y de proyectos tirando a fáciles.


Acordamos hacer este vestido, modelo 109 del Burda de Septiembre 2012, que sienta bien a todos los cuerpos. Por mi parte ya lo cosí en versión de verano aquí, y lo he llevado mucho y muy agusto.  
    




Además es un vestido fácil de coser: solo lleva una pinza curvada que va desde la cadera al pecho. Eso es todo. Ha sido cosido y blogueado por Sara -De costuras y otras cosas-, por Anilegra y por La Inglesita. Ni que decir tiene que mejor avalado no puede estar.




La manga lleva una pinza en el hombro, que según las instrucciones de la revista, se cose al mismo tiempo que éste. Pero se me hacía un poco raro el resultado, así es que cosí la pinza, y luego uní la manga normalmente.


Lleva cremallera invisible en la espalda, y va forrado.


El tejido es un punto de lunares con un poco de relieve, muy agradable, que aquí se puede llevar en otoño e invierno, según el acompañamiento exterior que pongas: por ejemplo, una chaquetita liviana como ésta,


o esta otra chaqueta: neopreno de doble faz, que me ha encantado coser, y de la que ya os hablaré aquí otro día.


Y ahora no dejéis de visitar el Blog de Mari Paz para ver su versión del vestido: una chulada, ya veréis.

Y para cerrar el plan, una vueltecita por el RUMS España de esta semana, a ver con qué nos sorprende.





9 feb. 2017

Chaqueta "Simplicity 1281". RUMS España #6/17

El coser para uno mismo tiene, entre sus muchas ventajas evidentes, el que te puedes dar algunos caprichos: una tela que te encanta, un patrón que también aunque no sea especialmente práctico, experimentar con colores o tejidos con los que hasta ahora no te atrevías, hacer modificaciones extravagantes que igual no te comprarías en una tienda..., en fin ¡qué os voy a contar!


Este es uno de esos patrones cuya estructura me gusta mucho (Simplicity 1281), cosido en una tela adquirida en un comercio local (algún día hablaré de esta tienda y de mis ya amigas Mary Carmen y Salva). Su precioso color me enganchó nada mas verla, y que a pesar de llevar borreguito por dentro no resulta demasiado caliente. Hasta aquí, todo bien.


Práctico? Pues no estoy muy segura, porque qué narices hace una chaqueta con su borreguito, con su cálido y confortable cuello, pero sin mangas...? Como esos suéters de cuello vuelto y sin mangas que estos años atrás nos ofrecía la moda: Incongruencias de diseño?, incongruencias personales?


En fin, eso, que me he dado el capricho. Y como la cosa me apure mucho, me hago unos manguitos tipo señora del s. XIX, como alguna bloguera me sugirió en Instagram.


Bueno hablando del patrón: viene en dos largos, también en modo capa con cinturón y "capelet", o sea cuatro patrones. Fácil de coser: bastante.

Modificaciones: le recorté la amplia solapa, le quité los bolsillos y le añadí un cuello generoso porque me parece que además de ser más agradable, se acopla bien con cualquier cuello o escote que te pongas debajo.



Remate: Después de darle muchas vueltas y sopesar si lo dejaba cortado al canto con un simple pespunte o puntada decorativa -muy sencillo y muy recurrente-, me dio un poco de palo y di ochocientas vueltas hasta encontrar una cinta tejida que pudiera irle bien. Finalmente, encontré ésta, de aspecto lanoso, de 3,5 cm. de ancha y de un color que le va al pelo. Creo que el resultado me gusta mucho más.




Elementos de cierre: Aunque el patrón no los lleva, decidí ponerle estos cuernos del mismo color que el tejido: ¡estupendo!, pero la verdad es que coserlos fue un auténtico dolor de cabeza: son de un material más tirando a plástico que a polipiel, y claro como no cosas los triangulitos de sujeción perfectos a la primera, ya no haces carrera de ellos: te quedan unos agujeros horribles imposibles de disimular.


Me estrujé la sesera y probé no se cuantas cosas, pero al final la propia cinta que remata los bordes, puesta doble y bien entretelada, con una puntada decorativa que le daba consistencia, me salvó la situación, quedando perfectamente integrados. (Cómo te entendí María de @a_ratitos_ perdidos).

Una cosa que me ha sorprendido mucho es lo bien que cose la tela. Utilicé un prensatelas de teflón y me fue estupendo incluso sobre el borreguito.


Nada más que decir, que me lo he puesto con mi vestido de punto combinado, comentado aquí, y con pantalones vaqueros.



Y de aquí directos a RUMS España a ver qué se cuece.