23 ago. 2017

"The lady skater dress": versión veraniega




Tres o cuatro versiones he cosido ya de este vestido, aquí, aquí, y alguna más que no llegué a bloguear. Todas para mi hija: siempre es acierto seguro. En nuestro caso, como vivimos a varios miles de kilómetros de distancia, le coso sin prueba alguna de la prenda y, francamente, me sienta fatal que luego no quede bien de largo, de ancho, de aquí, de allá... Pero con este "Lady skater dress", no suelo fallar.


Se cose en tela elástica, de cuerpo ajustado, cintura ligeramente baja y falda semicircular: fácil donde los haya. 


Para los detalles del patrón, podéis ver cualquiera de mis entradas anteriores, para no repetirme demasiado.

Esta tela forma parte del alijo que me procuré en el último viaje a Bruselas, compradas en Le Chien Vert, gracias al hueco que me fueron dejando en sus maletas el resto de miembros de la familia, aquí algunas:


Es una viscosa suave, fresquita, con un tacto estupendísimo y un estampado que me encantó a primera vista. El color resulta aún más bonito al natural.


Pero como la orla del estampado más oscuro estaba sólo en la parte inferior, tuve que hacer encaje de bolillos para "encajarlo" bien.


Como consecuencia de ello una costura central  en la espalda para aprovechar la orla y la tela. Y tantas vueltas le dí, tanto me devané la sesera para armonizar y dar movimiento a los círculos, que perdí la atención en lo más importante, casar los rombos centrales... ¡horror!! (sólo por escasamente un centímetro).


A cambio, estoy muy orgullosa de la tira del escote: en realidad es el orillo de la tela, pero me pareció tan visoso que no me resistí a darle protagonismo: ahí está él, más bonito que un sol


A mi hija le ha parecido perfecto. Cuando he visto las fotos me daba la sensación de que le quedaba demasiado ajustado de cuerpo, pero me insiste en que le queda ideal, y como la tela es blandita, me dice que queda ceñido pero no apretado (seguro que es así, prefiero creerla, jajaja...).

Y bueno, me siento contenta porque a mi hija últimamente no le coso mucho, la verdad..., las niñas acaparan mi costura.