16 mar. 2017

Camiseta cuello doble. RUMS España #11/17

 

Siempre he tenido tendencia a sufrir de faringitis, así que en invierno suelo llevar algo al cuello, generalmente un pañuelo, un fular, últimamente una "infinity scarf" de lanita fina... Y es que -aunque mi familia se burla de mí- el "relente mediterráneo" es muy traicionero.

 

Eso sí, en cuanto entro a un lugar cerrado me lo tengo que quitar de inmediato. Así que, dada la situación, no me sirven los cuellos vueltos sin más. Otra solución que me gusta son los cuellos grandes, que se puedan subir o desbocar fácilmente, también tengo algunos de ellos en jerseys y vestidos, pero no en camisetas.

Así que aproveché este lindo y amoroso punto comprado hace algunos meses en Telaria, y lo combiné con un punto de jersey en color dorado que me parecía muy a propósito y que adquirí hace algún tiempo en mi comercio local preferido.

                         
El patrón de la camiseta es el que me hago siempre: manga ranglan, mod. 4 de la Revista Ottobre 5/2013, puedes ver algunas aquí y aquí. El patrón ya lo modifiqué en su momento, de manera que es una costura rapidisima. Simplemente voy cambiando los escotes o los cuellos.


Quería justamente este cuello, así que me hice un patrón que retoqué varias veces hasta conseguir lo que buscaba.


Es un cuello doble: por dentro el mismo punto de la camiseta, y por fuera el punto jersey del que también saqué los puños.


Le puse un botón alargado de madera de esos típicos de trenca -no se si tienen un nombre específico-; si lo abrocho queda todo lo cerrradito que yo quiera, y si lo abro se desboca lo necesario para no agobiarme.



  
 




Y ahora me acompañáis a dar un paseo por RUMS España??






2 mar. 2017

"Sydney Jacket" en neopreno de doble faz. RUMS España #9/17

Esta es la primera prenda que coso de Tessuti sewing patterns, a pesar de que me gustan todos sus patrones.


Está diseñada para ser elaborada en un tejido que no deshilache, porque en principio no lleva dobladillos ni remates en los bordes: puede ser lana cocida, punto roma o, como en mi caso, neopreno. 


1. El patrón:

Se trata de un chaquetón más bien larguito y suelto, amplia solapa, manga ranglan que cae por encima del codo, canesú en la espalda y bolsillos.


Como generalmente se trata de un tejido más bien gordito, para evitar engrosamiento en las costuras, éstas van montadas, o sea se solapa una tela sobre la otra y se pasa el pespunte. Aunque en algunas zonas yo le puse pespunte doble para reforzar o, como en los casos de los bordes, para decorar un poco y no dejarlas cortadas sin más.


Lleva una pinza marcando el hombro:


Resulta especialmente interesante el canesú trasero que se prolonga como parte superior de la manga. Además le da un poco de alegría a las líneas tan sobrias del patrón.


2. Modificaciones realizadas al patrón:

Las mangas: 
 

La primera modificación a destacar es el alargamiento de las mangas. Muy sencillo de realizar: sólo alargué 25 cm. el canesú y la pieza inferior de la manga. No hubiera sido necesario tanto, pero quería volver la bocamanga para jugar con el contraste. Me queda una manga de 7/8.

Ya me quité el capricho de desmangado invernal en este otro chaquetón... Así que ahora, con mangas, que todavía estamos en invierno.



El largo:

La acorté alrededor de 15 cms. dejando el largo que suelo llevar habitualmente, que es el que me resulta más cómodo, ya que por aquí no se precisa demasiado abrigo.


  
Los bolsillos:

El diseñador propone en sus instrucciones un bolsillo de ojal, sin más terminación que un pespunte, tal y como se ve. Muy fácil de ejecutar.


En mi caso, preferí  hacer los bolsillos con tapetas, para que quedaran más resistentes y un poco más rematados. Y para que no tuvieran demasiado grosor, el saco de bolsillo lo he puesto de tela de punto de roma, algo más fina que el neopreno utilizado.



Los remates:

También me ha parecido mejor -cuestión de manías- rematar los bordes un poco. Simplemente, le he puesto un doble pespunte todo alrededor de la chaqueta, no con agujas gemelas que por detrás queda una especie de zig-zag, sino dos pespuntes paralelos a 5 mm.


3. El tejido utilizado:

Se trata de un neopreno de doble cara, que compré hace meses en un comercio local amigo -que frecuento "demasiado" a menudo- porque me encantó nada más verlo, pero sin saber entonces qué uso le daría.


Debe de tener unos 2 mm. de grosor, es suave y con cierta caída, no resultando demasiado tieso. 

Abrigar?, bueno pues no es exactamente un tejido -tampoco lo es el patrón elegido- que yo me pondría en el mes de enero castellano. Pero por estos lares mediterráneos es un buen recurso. Creo que resulta bastante polivalente, encima de un vestido un poco más arreglado, o con pantalones en plan de sport.


4. La costura:

Ya hablé del neopreno hace algún tiempo, en esta entrada, en la que explicaba las características del tejido y la forma en que lo había cosido.

Ahora tampoco tengo que añadir mucho más, sólo indicar que, al tratarse de un neopreno más grueso, he utilizado una aguja de Microtex. Estas tienen una punta muy fina y afilada que hacen agujeros más pequeños, y está especialmente indicada tanto para tejidos muy finos -seda, gasa...-, como para tejidos más densos. 


En realidad he utilizado ésta porque la tenía en casa, pero también probé con buen resultado una aguja normal para coser punto.

He cosido con un prensatelas normal porque mi máquina no ha necesitado otro; pero puede que algún tipo de máquina requiera un prensatelas de arrastre superior, dado el grosor del tejido. Es cuestión de probar un poco.

En todo caso se cose maravillosamente bien. (🙋¡Aquí una defensora del neopreno!)


Mi conclusión es que se trata de una costura muy muy rápida y de un resultado estupendo. El patrón funciona muy bien, tiene instrucciones en inglés con muchas fotografías.

Más que contenta¡¡